Trabajador de agencia indígena de Brasil fue asesinado en una ciudad amazónica

Imagen tomada de la cuenta oficial de INA.

Maxciel Pereira dos Santos denunció a cazadores, madereros y mineros de oro en la reserva Vale do Javari.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/09/trabajador-de-agencia-indigena-de-brasil-fue-asesinado-en-una-ciudad-amazonica/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T00:27:01-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T01:17:12-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

El indigenista Maxciel Pereira dos Santos fue asesinado en una ejecución ante miembros de su familia en la ciudad amazónica de Tabatinga, según informó el domingo un grupo sindical que representa a los trabajadores de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI). Recibió disparos en la cabeza dos veces el viernes mientras viajaba en moto. Este hecho se suma a la polémica por la deforestación de la Amazonía.

Sucedió en una calle principal de Tabatinga, ubicada en las profundidades de la selva amazónica en la frontera de Brasil con Colombia y Perú, informó el periódico Folha de S.Paulo. En un comunicado, INA (Indigenistas Asociados) citó evidencia de que el asesinato ocurrió en represalia por el papel de Santos en la lucha contra las invasiones ilegales, informó Reuters.

El trabajador denunció a cazadores, madereros y mineros de oro en la reserva Vale do Javari, hogar de la mayor concentración de tribus indígenas no contactadas del mundo. Folha de S.Paulo dijo que la policía estaba investigando si la muerte de Santos estaba relacionada con su trabajo en FUNAI, pero no tenía suficiente información para determinar la motivación detrás del crimen.

Santos trabajó más de 12 años en FUNAI, incluidos cinco como jefe de servicios ambientales en la reserva Vale do Javari, reportó INA. La Fundación Nacional del Indio de Brasil tiene tres bases en esa reserva para proteger un área del tamaño de Austria con unos 6.000 residentes de ocho tribus y unas 16 tribus no contactadas. El trabajo que se ha complicado con el ecocidio deliberado en la Amazonía.

El INA pidió a las autoridades que demuestren que Brasil “ya no aprueba la violencia contra quienes se involucran, bajo el imperio de la ley, en la protección y promoción de los derechos indígenas”. También instó a las autoridades a proteger a los agentes que cuidan las tierras indígenas. Desde mediados de agosto, el Amazonas ha estado en la mira mundial por el incremento de los incendios para la ganadería y agricultura.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insinuó que los ambientalistas provocaron esos incendios para señalarlo. Pero con el paso de los días no hubo una respuesta concreta para mitigar las llamas. El mandatario francés, Emmanuel Macron, acusó a su par brasileño de engañarlo sobre la situación de la Amazonía para firmar el acuerdo de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea.

La controversia llegó a su climax cuando Macron propuso una administración internacional de los asuntos del Amazonas. Bolsonaro protestó en defensa de la soberanía nacional. Hasta la primera dama de Francia, Brigitte Macron (66 años), resultó salpicada cuando el mandatario brasileño replicó un posteo en Facebook, alusivo a la edad de la francesa en comparación con su joven esposa, Michelle Bolsonaro, de 37 años.