Boris Johnson promete buscar un acuerdo de brexit con Bruselas

Imagen tomada de las redes sociales.

Ahora el premier británico muestra una actitud más conciliadora.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/10/boris-johnson-promete-buscar-un-acuerdo-de-brexit-con-bruselas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-10T11:01:42-03:00">septiembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T11:04:00-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

El primer ministro británico, Boris Johnson, se mostraba determinado este martes a esforzarse por encontrar un nuevo acuerdo de divorcio con Bruselas. Ahora se encuentra acorralado y abandonado políticamente tras ver bloqueada por el parlamento la posibilidad de un Brexit sin acuerdo y denegadas unas elecciones anticipadas para salir del bloqueo.

Johnson recibiría por la tarde a los líderes Arlene Foster y Nigel Dodds del pequeño partido unionista democrático norirlandés DUP, el cual fue su aliado clave en el parlamento hasta que, para su sorpresa, perdió la mayoría la semana pasada con la retirada de su hermano Jo Johnson, según anunció un portavoz de Downing Street.

Cómo evitar la reinstauración de una frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, país miembro de la Unión Europea, es el punto más conflictivo del acuerdo que negoció Theresa May con los 27. Johnson insiste en cambiar la “salvaguarda irlandesa” por arreglos alternativos que aún están sin definir.

En el marco de este esfuerzo, su enviado especial David Frost mantendrá conversaciones con los negociadores europeos, el jueves y el viernes, y se celebrarán también en Bruselas reuniones técnicas por separado, precisó el portavoz. Queda un largo camino por recorrer y costará mucho trabajo conseguir un acuerdo en la cumbre europea del 17 y 18 de octubre, reconoció, pero ese es el objetivo.

“Iré a esa cumbre crucial en Bruselas el 17 de octubre y no importa cuántos dispositivos invente el parlamento para atarme las manos, me esforzaré por llegar a un acuerdo en aras del interés nacional”, afirmó Johnson por la madrugada en el parlamento después de haber perdido su principal baza negociadora: la amenaza de un Brexit brutal de caóticas consecuencias.

El lunes fue firmada por la reina una ley, aprobada de urgencia la semana pasada por una “alianza rebelde” de legisladores, que lo obliga a pedir una nueva prórroga del Brexit si al 19 de octubre no ha obtenido aún un trato aceptable con Bruselas, o la luz verde de los diputados para una salida brutal, lo resulta poco probable.

Antes de ser suspendido hasta el 14 de octubre, el parlamento le denegó al primer ministro, por segunda vez, la posibilidad de elecciones anticipadas para intentar recuperar la mayoría que perdió por la rebelión y expulsión de 21 diputados conservadores. “No pediré otro aplazamiento”, insistió sin embargo Johnson, que no parece tampoco considerar una dimisión pese a verse arrinconado en una posición muy complicada.