Estados Unidos: no para de crecer el consumo de marihuana en las universidades

Una encuesta reflejó datos alarmantes.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/10/estados-unidos-no-para-de-crecer-el-consumo-de-marihuana-en-las-universidades/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-10T09:33:58-03:00">septiembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T09:33:59-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

Según un informe realizado en los Estados Unidos, sus estudiantes universitarios se encuentran los registros más altos de consumo de marihuana en las universidades de los últimos 35 años. Cerca del 43% de los estudiantes reconocieron que utilizaron alguna forma de marihuana al menos una vez en el último año, frente al 38% del año anterior, según una encuesta de la Universidad de Michigan.

Asimismo, el 25 por ciento señaló que lo hizo en el mes anterior, frente al 21 por ciento, guarismos que reflejan el creciente consumo de la planta de donde surge el cannabis. Los datos encendieron la alarma ya que dichas cifras representan los niveles más altos jamás encontrados en la encuesta anual que se realiza desde 1983, según cita la agencia de noticias ANSA.

De hecho, la realidad es preocupante porque el 6% de los estudiantes universitarios confiaron que consumieron marihuana 20 o más veces sólo en el último mes. Para los adultos de la misma edad que no estaban matriculados en la universidad, la cifra alcanza el 11%. Para los profesionales, el dato más preocupante de esta encuesta es “el uso frecuente” ya que esto está relacionado con un bajo rendimiento académico más allá de las consecuencias para la salud mental, advirtió John Schulenberg, uno de los investigadores.

Prohibición de Google

El mundo cambió y la tecnología nos llevó a vivir en gran parte vinculados a las aplicaciones, las mismas que ahora Google prohíbe vender marihuana desde su tienda online Play Store, mediante los teléfonos inteligentes (smartphone) y tabletas Android. Así, la compañía de California actualizó las reglas destinadas a los desarrolladores y ahora hay nuevas reglas.

De esta manera, quedaron excluidas de la ley las aplicaciones que comercializan o permiten la venta de marihuana o sus productos derivados que contienen THC, es decir, la sustancia narcótica que es uno de los ingredientes activos del cannabis. Desde ahora, dicha prohibición es independiente de la legalidad o no porque, en otras palabras, no influye si en algún Estado de los EE.UU la marihuana está legalizada.

Ante esta nueva normativa, en todo Play Store desde ahora no podrá existir una app dedicada al abastecimiento de cannabis independientemente de donde resida el usuario de dicha cuenta si es que opera en un punto determinado donde esto esté regulado por la ley. Ahora, los desarrolladores tendrán un mes para modificar las aplicaciones para que cumplan con las nuevas disposiciones.

Ante esto, desde Google indicaron que para plegarse a la nueva disposición será suficiente con eliminar la posibilidad de comprar dentro de la aplicación, al igual que ya ocurre con Apple para Iphone e iPad. Así, quien quiera vender deberá hacerlo externamente, sea desde la web del vendedor u otro medio y/o plataforma.

Hasta el momento, las “apps” que deberán readecuarse son, entre otras, Eaze, dedicada a la venta de cannabis terapéutico en el Estado de California, que respondió ante esto con una crítica directa al asegurar que “la decisión de Google es uno desarrollo decepcionante que sirve solo para hacer prosperar el mercado ilegal”.

Hay que aclarar que no sólo la marihuana entra en esta disposición. Las nuevas reglas también prohíben también las APP que facilitan la venta de tabaco, cigarrillos electrónicos o el uso irresponsable de alcohol. De esta manera, tanto Google como Apple se unieron en el mismo y ¿equivocado? camino.

Mientras, en gran parte del mundo crece la corriente en defensa y reclamo de la legalidad de la venta y posesión particular de marihuana, principalmente con fines médicos, comprobado en diversos pasajes por la ciencia para determinados tratamientos y terapias en enfermedades raras, poco frecuentes o progresivas.