Irak: al menos 31 muertos en una estampida durante la peregrinación chiita

Fuente: NA

Esta es la segunda celebración en la que se produce un accidente fatal de este tipo.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/10/irak-al-menos-31-muertos-en-una-estampida-durante-la-peregrinacion-chiita/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-10T15:59:57-03:00">septiembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T16:35:07-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

En una de las celebraciones más importantes para el islam chiita, que recuerda el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, ocurrió un trágico incidente, que enlutó la fecha del homenaje. Por el momento, la cantidad de víctimas es de 31. Sin embargo, es una cifra preliminar. Las autoridades esperan que el número aumente. El hecho se produjo en Kerbala, ciudad ubicada al sur de Bagdad.

Según informó la agencia Noticias Argentinas, este martes una estampida humana terminó en desastre con la peregrinación chiita de Ashura. El incidente se produjo en una de las últimas instancias de la conmemoración religiosa. Ocurrió cuando los peregrinos se golpeaban la cabeza al grito de, “Nos sacrificamos por ti, ¡oh Husein!”. Lo hacen en señal de luto.

Esta es la segunda peregrinación en la que se produce un accidente fatal de este tipo. No obstante, en el pasado fueron víctimas de ataques de extremistas sunitas. Aunque esto terminó hace dos años cuando Irak derrotó a los yihadistas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). El Ministerio de Salud iraquí espera que la cifra de muertos aumente. Al menos diez personas se encuentran en estado crítico, según informó este organismo.

Ashura, es el décimo mes santo, conocido así por ser el inicio del mes musulmán de moharram (calendario islámico). Durante esta etapa los chiitas celebran un periodo de luto. Pero el día más importante de esa tradición fue la celebrada este martes. Feligreses de otros países, como Irán, también acuden a la festividad cada año. La celebración es mayormente realizada en Bagdad, Basora, Kerbala o Nayaf (sur de Irak).

Como parte de la tradición, los hombres que acuden a la peregrinación, se autoflagelan con espadas o cuchillos. Las dolorosas acciones son para recordar el martirio del imán Husein, quien fue asesinado por el califa (sucesor del profeta Mahoma) Yazid en el año 680 en la batalla de Kerbala. Además, los peregrinos también se cubren sus rostros y el torso con cenizas, mientras que la mayoría llora. Todo en señal de luto.

En Irak se encuentran los principales santuarios del chiismo. Como en la ciudad santa de Najaf, donde se ubica el mausoleo del imán Alí, yerno del profeta Mahoma. El evento de peregrinaje es muy popular en este país, ya que dos tercios de su población es chiita (principal rama del islam). Sin embargo, esta celebración estuvo prohibida durante el régimen de Sadam Husein, debido a que este era sunita, otra facción del islam.

En dos anteriores ocasiones la celebración terminó en tragedia provocando la muerte de decenas de feligreses. Uno fue en el 2013. Una serie de atentados acabaron con la vida de 40 chiitas. Sucedió en varias ciudades de Irak. Pero el más fatal data de 2005, cuando otra estampida se desató por el rumor de la presencia de un kamikase u hombre-bomba entre la multitud. En aquella fecha murieron 965 personas.