“No tengo miedo de cismas”, el papa Francisco habló de una posible división en la Iglesia católica

Hay mucha oposición al tipo de mensaje que divulga el líder religioso.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/10/no-tengo-miedo-de-cismas-el-papa-francisco-hablo-de-una-posible-division-en-la-iglesia-catolica/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-10T18:46:08-03:00">septiembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T18:47:49-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

Ha sido considerado como un “papa comunista” y esto no le molesta. Sin embargo, los sectores más conservadores, principalmente en Estados Unidos, han expresado su rechazo a la presencia de Francisco al frente del Vaticano. En días pasados, las críticas las consideró como un “honor“, pero luego de su viaje por África contó sobre lo qué piensa de este enfado en el seno de la Iglesia católica.

“Rezo para que no haya cisma, pero no tengo miedo”, declaró Francisco a la prensa, en el avión de regreso a Roma tras visitar Mozambique, Madagascar y la isla Mauricio, según citó la agencia NA. Asimismo, ha expresado que continuará con su forma de ser y de posicionarse respecto a problemáticas sociales como la pobreza, política, cambio climático, entre otros.

“Las críticas no vienen sólo de los estadounidenses, de otras partes y también en la Curia (gobierno del Vaticano)”, reconoció el pontífice recordando en sus palabras a uno de los papas más llamativos y populares en la historia católica. “Las cosas sociales que digo, son las mismas que dijo Juan Pablo II. Las mismas cosas! ¡Las copio!”, explicó. Sectores conservadores de la iglesia en Estados Unidos han sido los primeros en expresar su malestar hacia las actitudes de Francisco.

Obispos, en su mayoría, consideran que el papa sudamericano no habla lo suficiente sobre aspectos de la doctrina tradicional, como de la familia o la moral sexual. Por el contrario, sienten que habla demasiado sobra las desigualdades sociales, los migrantes o los sectores más encarecidos. Incluso, en su viaje por Madagascar se expresó en contra de la “cultura del privilegio“.

No tengo miedo de cismas. Rezo para que no haya ninguno, porque está en juego la salud espiritual de mucha gente”, subrayó el papa. Algunos sectores de la Iglesia, incluso han llegado a pedir por la renuncia de Francisco bajo el argumento de que siembra “confusión” entre los feligreses. Sobre aquellos que lo señalan como un “papa comunista”, el líder del Vaticano dijo que lo que hacen es “entrar la ideología en la doctrina”.

“Y cuando la doctrina está llena de ideología, existe la posibilidad de un cisma”, afirmó. Pese a la situación que podría terminar en una división dentro de la Iglesia católica, el papa Francisco se mostró dispuesto a responder las críticas “constructivas”. Prefiere que sea así, a que se hagan “bajo la mesa”. Tampoco le gusta aquellos que “te sonríen y luego te apuñalan por la espalda”.

Por último, el Sumo Pontífice aseguró que “ideas fijas (…) como cambiar de papa, cambiar de estilo, crear un cisma“, no pretenden “el bien para la Iglesia”. Y declaró que la búsqueda por crear división es exclusiva de “pequeños grupos cerrados que no quieren escuchar la respuesta a la crítica”. El papa llegó este martes a Roma luego de un viaje como jefe de la Iglesia por África donde habló de varios temas, entre ellos la corrupción.