Carlos Bolsonaro cuestionó la lentitud de los cambios que “Brasil quiere” por la vía democrática

Imagen tomada de las redes sociales.

El concejal llamó "canallas" a quienes dijeron que defiende la dictadura.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/11/carlos-bolsonaro-cuestiono-la-lentitud-de-los-cambios-que-brasil-quiere-por-la-via-democratica/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T00:57:09-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T01:26:11-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

Es la familia presidencial brasileña es contravertida. Carlos Bolsonaro, uno de los hijos del mandatario Jair Bolsonaro, fue polémico este martes. Tildó de “canallas” a quienes le acusaron de simpatizar con la dictadura por haber cuestionado la lentitud de los cambios que “Brasil quiere” por vía democrática. Se manifestó a través de su cuenta en Twitter.

“Lo que dije: por vías democráticas las cosas no cambian rápidamente. Es un hecho. Una justificación para aquellos que reclaman cambios urgentes. Y lo que los periodistas esparcen: Carlos Bolsonaro defiende la dictadura. ¡CANALLAS!”, escribió el concejal de Río de Janeiro, de 36 años en la red social. El padre gana titulares en el mundo por sus expresiones altisonantes, es su modo de hacer política.

El lunes por la noche, el segundo hijo del presidente de ultraderecha había tuiteado: “Por la vía democrática, la transformación que Brasil quiere no ocurrirá al ritmo que deseamos (…) si es que ocurre”. “Solo veo todos los días la rueda girando en torno a su propio eje y los que siempre nos dominaron nos siguen dominando de maneras distintas”, agregó en el mensaje.

El comentario causó una gran controversia dentro y fuera de la red social. Miembros y aliados del Gobierno, como el vicepresidente Hamilton Mourao, defendieron el funcionamiento del Estado democrático. “Son pilares de la civilización occidental: pacto de generaciones, democracia, capitalismo y sociedad civil fuerte. Sin eso, la sociedad occidental no existe”, afirmó.

El vicepresidente que sustituye a Bolsonaro en el cargo desde el domingo, cuando el mandatario fue sometido a una cirugía, se negó a mencionar directamente al concejal, con quien ya ha protagonizado cruces en el pasado. “Pregúntenle a él. Es problema suyo, pregúntenle a él”, respondió a la prensa, para evitar más repercusiones sobre el tema.

El presidente del Senado, David Alcolumbre, consideró que las instituciones y la democracia brasileñas están “fuertes”. “Cualquier manifestación en relación a un debilitamiento merece, de mi parte, el desprecio”, declaró. El expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) recordó que Jair Bolsonaro fue electo “por la vía democrática” y afirmó que “la democracia es la única opción posible”.

INFLUYENTE

El mandatario, un excapitán del ejército, defiende abiertamente la dictadura militar (1964-1984) y ha desatado numerosas polémicas con familiares de víctimas de los años violentos al alabar públicamente a torturadores. Apodado “pitbull” por la actitud protectora hacia su padre, Carlos Bolsonaro es considerado el más influyente de los tres hijos del mandatario que se dedican a la política.

Tuvo un papel central en la llegada al poder del mandatario, al frente de su exitosa campaña en las redes sociales y en los últimos meses ha protagonizado varios enfrentamientos con ministros, algunos de los cuales terminaron apartados del Gobierno. Las controversias provocadas por los miembros del clan Bolsonaro son frecuentes desde la propaganda electoral que lo llevó al poder, reportó la AFP.