Conflicto bilateral: el Pentágono mantendrá a 5.500 militares en la frontera con México

El objetivo de su presencia es que ayuden a evitar el ingreso de migrantes indocumentados.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/11/conflicto-bilateral-el-pentagono-mantendra-a-5-500-militares-en-la-frontera-con-mexico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T01:47:03-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T01:47:05-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

El departamento de Defensa de Estados Unidos anunció este martes que mantendrá hasta el 2020 a 5.500 militares desplegados en la frontera con México para que colaboren a evitar la entrada de migrantes indocumentados. Esta resolución se conoció apenas una semana más tarde de haber confirmado canalización de 3.600 millones de dólares para la construcción de un muro en el mismo límite con el país vecino.

“El departamento de Defensa proporcionará hasta 5.500 personas para apoyo de infraestructura, soporte operacional, apoyo en detección y monitoreo y apoyo aéreo”, precisó el teniente coronel Chris Mitchell, portavoz del Pentágono. “El despliegue, que se inició hace cerca de un año, fue aprobado por el secretario de Defensa, Mark Esper, para el siguiente año fiscal, que inicia el 1° de octubre. Cerca de 2.900 soldados en activo y 2.000 reservistas operan actualmente en la frontera”, agregó.

Asimismo, Mitchell sostuvo: “El empleo de personal militar para reforzar una operación civil de detención de decenas de miles de personas que tratan de ingresar al país de manera ilegal cada mes no ha tenido un impacto significativo en la preparación de los militares estadounidenses. Estas misiones pueden llevarse a cabo sin afectar indebidamente la preparación militar de las unidades y están condicionadas a la disponibilidad de los fondos necesarios”.

México, por su parte, convocó a mediados de agosto a los países de Iberoamérica a aglomerarse en un frente contra la xenofobia. El llamada fue lanzado por el canciller del país norteamericano, Marcelo Ebrard, durante un encuentro con diplomáticos de una veintena de naciones latinoamericanas, más España y Portugal. Además en el acto, el diplomático recordó la matanza de El Paso (en Texas, Estados Unidos), donde un atacante asesinó a 22 personas, entre ellas ocho mexicanos.

“Esa masacre representa un punto de inflexión en la protección de las comunidades hispanas en Estados Unidos, ya que se trata de un atentado terrorista doméstico, sustentado en un discurso de xenofobia en contra de nuestros pueblos. Desde nuestro punto de vista, el principal promotor del siguiente golpe se llama silencio”, remarcó Ebrard, quien invitó a planificar una estrategia conjunta en contra de la xenofobia.

Estados Unidos reportó anteriormente un éxito parcial en su política migratoria al detener en julio menos indocumentados en la frontera con México. Sin embargo, el Gobierno de Donald Trump atraviesa duras críticas por haber separado familias al detener a 680 personas sin papeles en las redadas masivas de hace algunas semanas. “Las siete redadas en Misisipi, en el sureste, dejaron a muchos niños solos y dependiendo de los vecinos para tener qué comer y dónde dormir, en escenas descorazonadoras que desataron la cólera de opositores y activistas de derechos humanos“, se quejaron desde la prensa.

“Al día siguiente, el Departamento de Seguridad Interior (DHS) informó que la patrulla fronteriza había detenido 21% menos de migrantes en la frontera con México en julio respecto al mes anterior. La oficina atribuyó esta disminución a un acuerdo firmado con México en junio para detener el flujo de migrantes que viajan hacia el norte a Estados Unidos desde Centroamérica, principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador. La situación está mejorando”, aseguró Kevin McAleenan, secretario interino del DHS.