Después de la cirugía, Bolsonaro experimentó un percance: no podrá ser alimentado vía oral

Imagen tomada de la cuenta Twitter de Eduardo Bolsonaro.

Su espera por salir del hospital se alargó.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/11/despues-de-la-cirugia-bolsonaro-experimento-un-percance-no-podra-ser-alimentado-via-oral/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T16:57:49-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T16:57:50-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

Este fin de semana el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue intervenido quirúrgicamente por presentar una hernia abdominal que se creó después de ser operado en tres ocasiones, producto de haber sido apuñalado en septiembre de 2018. La cirugía fue “exitosa“, según informaron sus médicos, pero ahora debió suspender la alimentación vía oral.

Según consignó la agencia NA, Bolsonaro comenzó a ser alimentado este miércoles por medio de una sonda nasogástrica. De momento, no se sabe cuando el mandatario podrá comer de manera “normal”. Sus médicos indicaron en el informe oficial, que el presidente experimentó un “movimiento intestinal lento y una distención abdominal“.

Debido a este inconveniente, fue “sometido a un pasaje de sonda nasogástrica y la introducción de alimentación parenteral (intravenosa)”, reveló el reporte. Se espera que el alta médica ocurra el próximo 17 de septiembre, pero por esto deberá quedarse hasta que sus doctores le autoricen la salida, y el retorno a poder comer por la boca.

“El procedimiento fue exitoso (…) El paciente hará su recuperación en el cuarto y presenta cuadro clínico estable”, decía el documento firmado por el cirujano Antonio Luiz Macedo, responsable del procedimiento, luego de la operación que recibió Bolsonaro. “Desde un punto de vista clínico y general, está muy bien. No hay signos de cansancio”, agregó Macedo.

Esta es la cuarta cirugía desde que fue apuñalado durante un acto de su campaña electoral el año pasado. Bolsonaro fue operado el 8 de septiembre en el hospital Vila Nova Star de Sao Paulo. El procedimiento duró más de cinco horas. Comenzó a las 07:35 hora local y terminó a las 12:40. “La alimentación por vía oral será evaluada diariamente y ocurrirá en el momento oportuno”, informó el boletín médico de este miércoles.

“Permanece sin dolor, sin fiebre y sin disfunciones orgánicas”, añadió el comunicado. Es el tercer día del postoperatorio. Bolsonaro había enviado un mensaje el lunes a sus seguidores vía Twitter diciendo que estaba listo para volver al trabajo. Ese mismo día publicó un video en el que se lo ve caminando por los pasillos del hospital. El portavoz presidencial, el general Otávio Rego Barros, junto al equipo de cirujanos, confirmaron el alta médica para el próximo martes.

Bolsonaro fue apuñalado por Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, quien se declaró culpable del hecho y fue detenido por la Policía Militar de Minas Gerais, provincia donde ocurrió el ataque. El hombre dijo que agredió al ahora presidente “por (una) orden de Dios”. Es la tercera cirugía que recibe el mandatario desde el incidente. Bolsonaro espera recuperarse rápidamente para asistir así sea en “silla de ruedas” a la Asamblea General de la ONU en Nueva York el 24 de septiembre. En ella se debatirá sobre la soberanía de la Amazonía, un tema que ha tomado mucha importancia para el Gobierno de Brasil.