Oficina europea de petrolera nacional de Venezuela se traslada a Moscú

La apertura estaba planificada para el mes de junio.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/11/oficina-europea-de-petrolera-nacional-de-venezuela-se-traslada-a-moscu/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T11:11:06-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T11:14:11-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

La oficina europea de la petrolera nacional de Venezuela, PDVSA, fue trasladada de Lisboa (Portugal) a Moscú (Rusia), según anunció este miércoles uno de los responsables del organismo. La placa de identificación corporativa de PDVSA aparece entre las de otras compañías en el edificio donde se encuentra la oficina, en la calle Arbat.

PDVSA tenía planeado abrir su oficina europea en Rusia en el mes de junio, según había anunciado a principios del mes de mayo el presidente de la empresa venezolana y ministro de Petróleo del país caribeño, Manuel Quevedo. En ese momento remarcó que remarcó que el objetivo era centrarse en “la sustitución de toda la relación comercial” que PDVSA históricamente tenía con Estados Unidos y consolidar los lazos con Rusia.

La nueva oficina fue registrada en Rusia el 6 de agosto y ya está funcionando, declaró el responsable de la oficina, Andréi Grichayev a la agencia de prensa rusa RIA. “Empezamos el trabajo”, añadió. Según los datos de registro, la oficina se encuentra ubicada en la calle Arbat, una calle peatonal muy concurrida del centro de Moscú.

El personal de esta oficina quedará reducido a “aproximadamente la mitad” en relación a la antigua, declaró el miércoles a las agencias de prensa rusas Manuel Quevedo desde Abu Dabi, donde participa en un congreso. La oficina tiene como constituyentes a PDV EURO-ASIA S.A. de Venezuela, que tiene el 98% de la participación, y su subsidiaria PDVSA Cuba S.A. con el 2%.

El gobierno venezolano anunció en marzo que la oficina europea de PDVSA sería trasladada de Lisboa a Moscú, alegando, entre otras razones, que Europa no podía garantizar la integridad de los activos de Venezuela. Por otra parte, Rusia es uno de los pocos apoyos internacionales del gobierno de Venezuela, inmersa en una profunda crisis política y económica.

PDVSA, vital para la economía venezolana, en plena crisis, es objeto de sanciones estadounidenses. De hecho, actualmente el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, se encuentra en Bruselas esta semana para pedir a la Unión Europea que imponga sanciones más fuertes contra el gobierno de Nicolás Maduro. 

Incluso, Abrams también dijo recientemente que no descartaban la posibilidad de imponer sanciones a la compañía rusa Rosneft por operaciones con el petróleo venezolano y afirmó que es “evidente” que la compañía obtiene mucho dinero del comercio con Venezuela. Respondiendo a la pregunta sobre una posible intervención en Venezuela por parte de Estados Unidos, Abrams dijo que “todas las opciones están sobre la mesa”.