Cubanos padecen una crisis energética y temen volver al período especial

Imagen tomada de las redes sociales.

Debido a la crisis venezolana y al bloqueo de EE.UU., Cuba se prepara para una fuerte escasez.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/12/cubanos-padecen-una-crisis-energetica-y-temen-volver-al-periodo-especial/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T20:16:40-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T20:34:57-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Las medidas anunciadas el miércoles en Cuba para enfrentar una crisis coyuntural de combustible hacen recordar a los “días negros” del período especial. “Cuando se anuncian medidas de este tipo, el cubano se eriza de los pies a la cabeza, porque resulta inevitable que evoques un tiempo muy triste (de la crisis económica de los 90)”, declaró a la AFP Katia Morfa, de 36 años.

Morfa madrugó el jueves para que su pequeña Lucía (7) llegara temprano a la escuela. La mujer estudió Comunicación Social, pero trabaja como camarera en una cafetería para obtener mayores ingresos. Su rutina de llevar a la niña a la escuela, distante unos 2 kilómetros de su casa, se ha complicado esta semana. Falta transporte público en La Habana.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, pidió la noche del miércoles en la televisión a una mayor “austeridad y ahorro” ante una crisis “coyuntural” de combustible que se mantendrá hasta finales de mes. Culpó de esta crisis al embargo, que Estados Unidos aplica contra la isla desde 1962 y que el mandatario Donald Trump ha recrudecido, tras considerar que la isla es el sostén de Nicolás Maduro en Venezuela.

Después de la comparecencia de Díaz-Canel, muchos cubanos corrieron a abastecerse de combustible. En las gasolineras de la capital cubana se apreciaban este jueves largas filas, al igual que en las paradas de ómnibus. En la calle, las medidas eran el tema de conversación. El mandatario reiteró, sin embargo, que el país está en mejores condiciones que antaño para enfrentar una situación de crisis.

Exhortó encarar la actual situación “sin sustos ni miedos”, Díaz-Canel trató de alejar el fantasma de la crisis de los años 90 generada por la caída del bloque comunista soviético y cuya crudeza dejó un trauma en la memoria de los cubanos. “De la manera que hemos trabajado en estos años no debe conducirnos a un período especial”, afirmó el presidente.

“Ojalá esto sea así, coyuntural, porque él (Díaz-Canel) está haciendo lo mejor que puede, pero hay muchas cosas que no dependen de sus buenos deseos”, dijo a AFP Vicenta Crespo, de 63 años, que tiene un puesto de venta de café y cigarrillos en La Habana Vieja. Los cubanos vivieron en esa época del período especial largos apagones, mala alimentación, escasez de todo y enfermedades.

Para Enrique, de 22 años y estudiante de idiomas en la universidad, las medidas eran esperadas por “las dificultades que está pasando Venezuela”, comentó a AFP. Cuba importa el 60% del combustible, 9 millones de toneladas anuales, y produce el 40% a partir de un petróleo muy pesado para la generación de electricidad. Venezuela es su principal suministrador de petróleo, aliado económico y político.