Policía hongkonesa prohíbe manifestación del fin de semana

Fuente: NA

El frente presentó un recurso contra la decisión policial.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/12/policia-hongkonesa-prohibe-manifestacion-del-fin-de-semana/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T08:31:55-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T08:34:23-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

La Policía hongkonesa prohibió este jueves la manifestación convocada para el próximo domingo por el Frente Civil de Derechos Humanos tras el anuncio de la retirada definitiva del proyecto de ley de extradición por parte de la jefa del Gobierno local, Carrie Lam. La marcha tenía como objetivo exigir que se acepten sus otras demandas.

Las otras cuatro exigencias de los manifestantes son una investigación independiente sobre la actuación policial en las protestas, la puesta en libertad de los detenidos, la no consideración como “revuelta” de las manifestaciones y el sufragio universal para elegir al jefe del Ejecutivo. El frente consideró que la retirada del proyecto de ley que originó las protestas, anunciada el pasado 4 de septiembre, llegaba “demasiado tarde” y era “demasiado poco”.

“La administración de Lam, debido a su arrogancia, grave falta de cálculo político y aliento de la violencia policial y de las ‘triadas’ (mafias locales) ha elevado la crisis a un nivel tal que la mera retirada del proyecto no puede calmar a los hongkoneses”, afirmó el movimiento civil sobre la más reciente decisión de la jefa del gobierno hongkonés.

En la carta de “objeción” policial, que recibieron este jueves los convocantes de la marcha, se asegura que durante las manifestaciones convocadas desde el pasado junio “algunos manifestantes no solo cometieron actos de violencia, incendios provocados y bloqueos de carreteras, sino que también usaron bombas de gasolina y todo tipo de armas para destruir bienes públicos a gran escala”.

Además, la misiva afirma que los lugares por donde estaba prevista la manifestación se encuentran “muy cerca de edificios de alto riesgo” entre los que cita la estación de tren de alta velocidad o el cuartel general de la Policía. Al declararse ilegal la manifestación las personas que participen en la misma pueden afrontar graves consecuencias legales.

El frente anunció que ha presentado un recurso contra la decisión policial de prohibir la protesta, que deberá ser resuelto antes del domingo. Por otra parte, el turismo se ha visto fuertemente afectado por las constantes manifestaciones. La aerolínea de bandera de Hong Kong Cathay Pacific Airways anunció el miércoles que el número de pasajeros en agosto descendió un 38 % debido a las protestas.

Ya van tres meses consecutivos de protestas que han paralizado la ciudad. Lo que comenzó como una serie de manifestaciones pacíficas contra un polémico proyecto de ley de extradición a China continental se ha convertido en días de caos y enfrentamientos entre los manifestantes más radicales y las fuerzas de seguridad.