Colombia anuncia muerte de disidente de las Farc sospechoso de asesinato de candidata a la alcaldía

Karina García fue asesinada hace 11 días en el departamento del Cauca.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/13/colombia-anuncia-muerte-de-disidente-de-las-farc-sospechoso-de-asesinato-de-candidata-a-la-alcaldia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T09:17:34-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T09:27:34-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

Uno de los disidentes de la disuelta guerrilla de las FARC, quien fue recientemente acusado por el Gobierno del asesinato de una candidata a una alcaldía en las elecciones que se celebrarán el próximo mes de octubre en Colombia, fue abatido durante un operativo de la fuerza pública, según informó este jueves el presidente colombiano Iván Duque.

“Este bandido, alias Alonso, fue el autor intelectual de la muerte de la candidata Karina García“, del partido liberal, asesinada hace 11 días en la zona del departamento del Cauca (suroeste), explicó el mandatario desde Popayán, capital de esa región. En el operativo también fallecieron otros dos combatientes y dos más fueron capturados.

Según Duque, Alonso era hombre de confianza de Gentil Duarte, el principal cabecilla de las disidencias que se apartaron del pacto de paz firmado en 2016 con la guerrilla FARC, ahora transformada en partido político. Alonso, del que se desconoce el nombre, viajó recientemente desde el departamento del Caqueta con la instrucción de articular las disidencias a nivel nacional, indicó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El titular de la cartera, Guillermo Botero, señaló por su parte en un tuit que Alonso “lideraba el narcotráfico y la extracción ilícita de minerales en la región y mantenía contacto con el Cartel de Sinaloa”, en México. Las autoridades habían señalado anteriormente al disidente conocido como Mayimbú de ser el responsable de la muerte de la candidata Karina García.

Gravemente afectado por el sangriento conflicto armado colombiano, Cauca, lugar donde abundan los narcocultivos, es el décimo departamento más poblado del país y tiene una posición estratégica para la salida de cocaína hacia Estados Unidos a través del Pacífico. Las comunidades indígenas de la región han sido víctimas mortales de ataques de disidencias de las FARC.

De acuerdo con la Organización Nacional Indígena de Colombia, 158 líderes han sido asesinados desde la firma del acuerdo por diferentes actores armados. Tras el desarme y transformación en partido de las FARC, rebeldes del ELN, disidentes de la otrora guerrilla comunista y narcos, incluidos emisarios de carteles mexicanos, se disputan el territorio.

Los disidentes de las FARC no cuentan con una estructura de mando centralizada y sumarían unos 2.300 integrantes en todo el país, dedicados en su mayoría al narcotráfico y la minería ilegal, de acuerdo con inteligencia militar. Según la Defensoría del Pueblo (Ombudsman), las elecciones locales de octubre están en “riesgo” en más de un tercio de las localidades de Colombia por la presencia de grupos armados ilegales.