El mayor humedal del planeta en riesgo: el Pantanal también arde en Brasil

Se trata de un santuario de la biodiversidad compartido con Paraguay y Bolivia.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/13/el-mayor-humedal-del-planeta-en-riesgo-el-pantanal-tambien-arde-en-brasil/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T02:35:55-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T02:35:56-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

Los incendios que tuvieron lugar durante el 2019 en el Pantanal de Brasil, un santuario de biodiversidad compartido con Paraguay y Bolivia, se incrementaron un 334% en relación al mismo período del año pasado. Esta alarmante cifra obligó a dos estados brasileños a declarar el estado de emergencia, que según las autoridades locales permitirá “obtener fondos y el apoyo del Gobierno federal para controlar de forma urgente los incendios forestales”.

“Los satélites del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) localizaron 4.515 focos de incendio entre el 1° de enero y el 11 de septiembre en el Pantanal, el mayor humedal del planeta, frente a los 1.039 que se declararon hasta la misma fecha en el 2018. El estado de Mato Grosso del Sur declaró este jueves el estado de emergencia, que permite desbloquear con mayor presteza fondos para luchar contra catástrofes naturales, siguiendo el ejemplo del vecino Mato Grosso, que hizo lo mismo el martes”, detalló el comunicado oficial.

Por otro lado, el árbol “más alto” de la Amazonia, que mide nada menos que 88 metros y se halla en la espesura del norte de Brasil, por suerte está a salvo de los incendios que azotan al pulmón del mundo, de acuerdo con lo que reveló un estudio elaborado entre científicos brasileños y británicos. Lo cierto es que gracias a su ubicación remota, está fuera de las zonas afectadas por los siniestros en la selva amazónica.

“Ubicado junto a un ‘santuario’ de árboles gigantes en la frontera entre los estados de Pará y Amapá, el ejemplar de la especie Dinizia excelsa, conocido popularmente como Angelim rojo, tiene 5,5 metros de circunferencia”, sostuvo una investigación que salió a la luz la semana pasada y que fue desarrollada por la Secretaría de Estado de Ciencia y Tecnología de Amapá (Setec).

“La especie es común en la región, pero sus ejemplares generalmente llegan a 60 metros”, precisó Eric Bastos, coordinador de la investigación efectuada en agosto pasado por científicos de la Universidad Federal de los Vales de Jequitinhonha (UFVJM) y de las casas de estudios británicas Cambridge y Swansea. “Es un gran descubrimiento y ahora tenemos el compromiso de preservar los mayores árboles de la Amazonia”, destacó.

Asimismo, la doctora en Biología Sandra Myrna Díaz, especialista de la Universidad Nacional de Córdoba, advirtió: “Los miles de incendios en la Amazonia traerán consecuencias a distancia para los países limítrofes conectados con grandes cuencas hidrográficas y sistemas climáticos, desde la calidad del aire hasta la dinámica de los ríos, los rendimientos agrícolas y el comercio”. Además, catalogó a la situación actual en el pulmón del mundo como “una catástrofe ambiental y social”.

“Y lo es primero y principal para los pueblos de la selva, para todos los ciudadanos de los estados amazónicos, para los latinoamericanos y para la humanidad en general”, remarcó la profesional, quien también es Doctora Honoris Causa por la Universidad de Buenos Aires e Investigadora Superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en el Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (IMBIV).