El Papa apuesta todo al 14 de mayo de 2020: educar para salvar al planeta

Convocatoria a instituciones y jóvenes a proteger el medio ambiente.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/13/el-papa-apuesta-todo-al-14-de-mayo-de-2020-educar-para-salvar-al-planeta/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-13T06:27:28-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

El papa Francisco no piensa dejar de insistir en el mismo tema: la cuestión del medio ambiente, por eso invitó al Vaticano, al aula Paulo VI, a las instituciones y a los estudiantes para una gran cita que se realizará el 14 de mayo de 2020. La convocatoria es una más de los reiterados mensajes del eclesiástico para divulgar la importancia de educar para cuidar al planeta que se encuentra sumido por el calentamiento global.

“En la encíclica Laudato Si invité a todos a colaborar para custodiar nuestra casa común, afrontando juntos los desafíos que nos interpelan. A unos años de distancia -dijo el papa en su mensaje- renuevo la invitación a dialogar sobre el modo en que estamos construyendo el futuro del planeta y sobre la necesidad de invertir los talentos de todos, porque todo cambio necesita un camino educativo para hacer madurar una nueva solidaridad universal y una sociedad más acogedora”, detalla el Sumo Pontífice.

Luego, agrega: “Deseo promover un evento mundial en la jornada del 14 de mayo de 2020, que tendrá por tema ‘Reconstruir el pacto educativo global’: un encuentro para reavivar el compromiso para y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e inclusiva, capaz de una escucha paciente, diálogo constructivo y comprensión mutua”.

Deforestación

El papa Francisco alzo recientemente su voz de alarma ante “la deforestación excesiva” de Madagascar, y sugirió a las autoridades crear empleos respetuosos con el medioambiente para sacar a la población de una precariedad “inhumana”. En una visita de menos de 48 horas a Mozambique, el Sumo Pontífice abordó el tema en su primer discurso frente a las autoridades políticas, civiles y religiosas malgaches.

Alentó al país a luchar contra “la corrupción y la especulación que aumentan la desigualdad social”. informó la AFP. Hay que “afrontar las situaciones de gran precariedad y exclusión que todavía producen condiciones de pobreza inhumana”, abogó. Francisco es muy sensible sobre la preservación del planeta al que llama “hogar común”, y esta vez expresó su preocupación por la destrucción de los bosques de esa isla.

Enumeró varios daños ambientales, como los incendios forestales, caza furtiva, tala desenfrenada de preciados bosques y exportaciones ilegales. “Esto compromete el futuro del país”, subrayó. En Madagascar, la quinta isla más grande del mundo, con 587.000 km2 y 25 millones de habitantes, nueve de cada diez personas viven con menos de dos dólares diarios.

Las actividades de los bosques “garantizan a veces la supervivencia” de sus habitantes, reconoció el pontífice. La única solución, a su juicio, es “crear empleos y actividades generadoras de ingresos que respeten el medioambiente y ayuden a las personas a salir de la pobreza”. “Unas 200.000 hectáreas de bosque se pierden cada año en Madagascar”, estimó Philip Boyle, el embajador británico en la gran isla, que escuchó el discurso del papa.