Trump analiza un “acuerdo provisional” para avanzar en las negociaciones

Imagen tomada de las redes sociales.

En los primeros días de octubre, representantes de ambas potencias deben procurar un pacto.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/13/trump-quiere-avances-sustanciales-en-las-negociaciones-con-china/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T00:37:32-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T00:47:10-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

El presidente estadounidense, Donald Trump, dio a entender este jueves por la noche que no excluía la firma de un convenio temporal. “Oigo a muchos analistas hablando de un acuerdo provisional, lo que significa que (con China) coincidiríamos en algunos temas, los más sencillos, para empezar. Pero no es sencillo o difícil. O hay acuerdo o no lo hay. Es algo que podríamos plantearnos”, declaró el republicano.

Estados Unidos anunció el jueves que quiere “sustanciales avances” en las inminentes negociaciones con China luego de que ambas partes hicieran gestos que avivaron la posibilidad de encontrar una solución a su guerra comercial. Trump “puede llegar a un acuerdo en cualquier momento, pero quiere algo bueno”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El funcionario recordó que Pekín se había comprometido desde el principio a equilibrar el comercio entre los dos países. “No queremos un viaje que sea solo una serie de discusiones. Queremos lograr avances sustanciales”, dijo. Sin embargo, también advirtió que Trump aún está dispuesto a aumentar los aranceles sobre los bienes del país asiático.

Según la agencia Bloomberg, la administración de Trump barajó la posibilidad de proponer un acuerdo provisional a China para aplazar o incluso anular algunos de los aranceles que Pekín impone e Estados Unidos. El país asiático anunció este jueves que iba a estudiar la compra de más productos estadounidenses. Quieren cerdo y soja de EE.UU., mercados muy afectados actualmente por los aranceles chinos.

“Veamos si respetan su compromiso. Como ustedes saben, el problema que siempre tenemos con ellos es que no cumplen”, dijo a la CNN Peter Navarro, asesor económico de la Casa Blanca. Esta semana hubo signos positivos en el conflicto comercial, que entró en su segundo año. Trump aceptó la solicitud de Pekín de retrasar una ronda de aumentos arancelarios hasta el 15 de octubre.

Eso ocurrió después de que China acordara eximir algunos productos estadounidenses de sus represalias. Se espera que los altos funcionarios de ambas potencias mantengan conversaciones preliminares a fines de este mes, en preparación para las reuniones en Washington a principios de octubre. Esos encuentros serán liderados por Mnuchin y el representante de Comercio de Estados Unidos, Bob Lighthizer.

Pekín y Washington anunciaron el miércoles una pausa en su guerra comercial. Trump respondió que aplazaría hasta el 15 de octubre el aumento de aranceles que representan 250.000 millones de dólares. Estados Unidos hace hincapié en la transferencia forzada de tecnología a empresas que quieren instalarse en China y el robo de derechos de propiedad intelectual.