Estados Unidos y Arabia Saudita continúan acusando a Irán de los ataques a las refinerías

Todavía hay muchas preguntas sin ser contestadas sobre el incidente.

Sin rodeos los gobiernos de Washington y Riad volvieron a manifestar este miércoles que lo ocurrido el pasado sábado en las instalaciones petroleras sauditas fue culpa de la República islámica de Irán. Sin embargo, Arabia Saudita todavía está esperando confirmar la información sobre la proveniencia exacta de los disparos. Por su parte, Teherán sigue rechazando las acusaciones.

“El ataque fue lanzado desde el norte e incuestionablemente fue responsabilidad de Irán”, ratificó el portavoz del Ministerio de Defensa saudita, Turki Al Maliki, según consignó la agencia NA. En la rueda de prensa de este miércoles, el funcionario mostró partes de lo que serían los drones utilizados en el ataque recogidos por quienes encabezan la investigación.

“Estamos investigando para conocer la localización exacta de los puntos de despegue”, agregó. Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, lanzó otra advertencia contra Irán. El republicano dijo que “en las próximas 48 horas” revelerá los detalles sobre las nuevas sanciones contra el país islámico. Washington también está de acuerdo que el responsable del incidente fue Teherán.

Mientras tanto, los rebeldes hutíes chiitas en Yemen, quienes reivindicaron el ataque, advirtieron que están dispuestos a agredir “decenas de objetivos” en Emiratos Árabes Unidos. En el pasado estos ya han atacado refinerías sauditas. Sin embargo, tanto Washington como Riad, han dejado de lado que la responsabilidad sea de los yemenistas.

Igualmente, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien viajó a Arabia Saudita para conocer los avances de la investigación, volvió a dejar en claro que “fue un ataque iraní”. Y agregó: “Fue un acto de guerra que tiene las huellas del ayatolá” Alí Jamenei, líder supremo de Irán. La situación ha vuelto a causar tensión en el Medio Oriente, lo que podría generar un escalada militar por parte de Estados Unidos.

Según información de la AFP, miembros de las Naciones Unidas (ONU) viajarán a Arabia Saudita para comenzar una investigación internacional, separada de la que encabeza el Riad. De acuerdo al portavoz de Defensa saudita, 18 drones y siete misiles de crucero golpearon las instalaciones petroleras y su procedencia no sería de Yemen.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, acusó a Washington de “atacar deliberadamente a civiles corrientes”, en referencia a las nuevas medidas punitivas que anunciará Trump en los próximos días. Desde mayo de 2018, fecha en la que Estados Unidos decidió retirarse unilateralmente del acuerdo sobre el programa nuclear iraní, las sanciones contra Teherán son moneda corriente. Estas se han incrementado por incidentes presuntamente provocados por Irán en el Golfo Pérsico. Sin embargo, todavía hay muchas preguntas sin ser contestadas sobre el ataque perpetrado el pasado sábado a las refinerías sauditas.

Compartir en: