Maduro denunciará ante la ONU supuestos nexos de Guaidó con paramilitares

El régimen asegura que el opositor fue trasladado hasta Colombia por grupos irregulares.

El régimen de Nicolás Maduro anunció este sábado que denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presuntos vínculos entre el líder opositor venezolano Juan Guaidó y paramilitares colombianos. “Las evidencias y muchas cosas más las vamos a llevar” aseveró la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, en una concentración oficialista en el centro de Caracas.

El chavismo difundió el viernes nuevas fotografías de Guaidó, reconocido como presidente encargado por medio centenar de países, junto a supuestos miembros de la banda narcotraficante Los Rastrojos. Según el testimonio de un integrante del grupo, detenido por las autoridades venezolanas, el régimen sostiene que ese grupo trasladó al opositor a Colombia el pasado 22 de febrero desde Táchira (Venezuela).

El opositor asistió el 22 de febrero a un concierto benéfico y un día después intentó sin éxito ingresar ayuda humanitaria desde Colombia. Otras dos fotografías en las que Guaidó posa con dos miembros de Los Rastrojos -detenidos en Colombia el pasado 18 de junio- fueron publicadas el 12 de septiembre por una ONG que opera en la zona limítrofe, informó la AFP.

Pero el jefe parlamentario tachó el viernes la denuncia de “montaje”, y sostuvo que trata de enlodarlo con “testimonios forzados”. La actividad de este sábado del chavismo acompañó la entrega de 13 millones de firmas a altos funcionarios. El régimen asegura haber recolectado en su campaña “No more Trump” (No más Trump) en rechazo a las sanciones económicas de Estados Unidos contra Venezuela.

Las rúbricas serán llevadas por Rodríguez y el canciller venezolano, Jorge Arreaza, al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la semana entrante con motivo de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. “Esperamos que con estas firmas nos puedan escuchar”, dijo Astrid Albornoz, de 26 años, beneficiaria de programas sociales del Gobierno, reportó la AFP.

Maduro ha negado que su administración obligue a los ciudadanos a firmar a cambio de alimentos subsidiados, como denunció el Departamento de Estado norteamericano. “Al imperio o a Trump no le importa nada. Yo creo que es algo simbólico, más a lo interno que a lo externo”, comentó Jairo Ricaurte, funcionario público de 53 años, quien marchó para pedir la anulación de las sanciones.

La grave crisis política y económica de Venezuela ha expulsado a más de 4 millones de ciudadanos. Reportes de la ONU indican que más de 7 millones de personas están en situación de vulnerabilidad en el país petrolero y por eso la multilateral pide auxilio económico para atender la emergencia. Los diálogos entre el chavismo y la oposición, desde 2014, no han ayudado a mitigar los problemas que vive el país.

Compartir en: