EE.UU. procurará el apoyo de la ONU contra Irán

La Asamblea General servirá para presionar aún más a los islámicos.

Estados Unidos buscará apoyo internacional en la Asamblea General de Naciones Unidas frente a Irán tras los ataques a dos instalaciones petroleras en Arabia Saudita, dijo el domingo el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo. “El presidente (Donald Trump) y yo queremos darle todas las oportunidades a la diplomacia de tener éxito”, dijo Pompeo a la cadena ABC.

“Estoy en Nueva York, estaré en la ONU toda la semana para hablar de eso”, agregó el secretario de Estado. “Esperamos que las Naciones Unidas adopten una posición de firmeza”. La ONU “fue creada exactamente para este tipo de cosas, cuando un país ataca a otro país, y esperamos que la ONU se movilice”, dijo Pompeo. El Pentágono anunció el envío de refuerzos militares a la región el pasado viernes.

El presidente estadounidense dijo el domingo que “no tenía intención” de reunirse con su homólogo iraní, Hasan Rohani, en las Naciones Unidas. “Nada está totalmente excluido, pero no tengo la intención de encontrarme con Irán”, dijo. Pompeo enfatizó que el objetivo es “obligar a Irán a tomar la decisión de convertirse en un país normal”. Y descartó una guerra.

La periodista Christiane Amanpour de CNN anunció en Twitter que el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, le dijo en una entrevista que Rohani estaba dispuesto a reunirse con su par estadounidense en Nueva York esta semana, “siempre y cuando el presidente Trump esté dispuesto a hacer lo que sea necesario” para intercambiar un alivio de las sanciones económicas.

“El ramo de olivo siempre ha estado sobre la mesa pero estamos mostrándolo otra vez”, añadió Zarif, según Amanpour. Irán niega cualquier responsabilidad en los ataques aéreos contra dos grandes instalaciones petroleras en Arabia Saudita el 14 de septiembre, que fueron reivindicados por los rebeldes hutíes respaldados por Teherán en Yemen.

En una entrevista grabada con “Face the Nation” de CBS, Zarif rechazó que Irán estuviera detrás de los ataques. “No estoy seguro de que podamos evitar una guerra”, dijo. “Estoy seguro de que no vamos a empezar una, pero estoy seguro de que quien la inicie no será el único que la termine”, añadió. Las tensiones han aumentado de manera constante entre Teherán y Washington.

Desde la retirada unilateral de Estados Unidos, en mayo de 2018, del acuerdo nuclear iraní alcanzado en 2015 ha seguido el restablecimiento de fuertes sanciones contra Irán. Washington y Teherán se acercaron a un enfrentamiento militar directo en junio. Trump aseguró haber cancelado los ataques contra objetivos iraníes a último minuto después de que la República Islámica derribara un dron de EE.UU. en Ormuz.

Compartir en: