Hijo de Bolsonaro ataca a la prensa por burlas sobre su foto falsa de Greta Thunberg

El diputado de Sao Paulo centra su práctica política en el uso de las redes sociales.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/28/hijo-de-bolsonaro-ataca-a-la-prensa-por-burlas-sobre-su-foto-falsa-de-greta-thunberg/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-28T21:32:13-03:00">septiembre 28, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-28T21:32:14-03:00">septiembre 28, 2019</time></a>

El hijo del presidente de Brasil y aspirante a embajador de ese país en Estados Unidos, Eduardo Bolsonaro, está resentido porque fue noticia el pasado 25 de septiembre por la foto falsa que publicó en Twitter sobre la joven ambientalista sueca Greta Thunberg, donde se la ve comiendo mientras niños hambrientos la ven con tristeza. El político no retiró la fake news de su red social.

“‘Me robaste mi infancia…’, dijo la niña financiada por la Sociedad Abierta George Soros“, afirmó el hijo de Jair Bolsonaro. Desde las denuncias globales por la deforestación indiscriminada de la Amazonía, la familia presidencial se ha dedicado a atacar a las organizaciones ambientalistas que denuncian al Gobierno brasileño de propiciar de destrucción del principal pulmón vegetal del mundo.

Según Eduardo Bolsonaro, Thunberg es apoyada por la Open Society, “entidad que pertenece al multimillonario George Soros conocido por fomentar agendas de interés de la izquierda internacional y en Brasil financia movimientos sociales, como la Fundación Marielle Franco“. La joven participó en la reciente cumbre en la ONU donde criticó a los líderes mundiales por la inacción ante el cambio climático.

Jair Bolsonaro es un presidente escéptico sobre el cambio climático y sus consecuencias negativas para la humanidad. Antes de la ola de críticas planetarias por los incendios en la Amazonía que se intensificaron a mediados de agosto, el mandatario manifestó que los reservorios marinos, como el de Angra dos Reis, podrían ser explotados para contar con un “Cancún” propio.

El hijo presidencial en cuestión es diputado federal de Sao Paulo, que obtuvo una votación récord en los comicios generales de 2018, pero no es el único que genera polémica con sus posteos en las redes sociales. El 10 de septiembre pasado, Carlos Bolsonaro causó conmoción al cuestionar la democracia que en 1985 salió de una dictadura de dos décadas.

“La transformación que Brasil quiere no va a suceder a la velocidad que deseamos de manera democrática”, tuiteó Bolsonaro, un asesor cercano de su padre y concejal de Río de Janeiro. Este otro hijo del mandatario ultraderechista fue duramente cuestionado por los adversarios políticos de su padre. Es una modalidad recurrente. Ellos están acostumbrados a polemizar desde le teclado.

La expresidente Dilma Rousseff, quien estuvo presa y recibió tratos crueles durante el régimen militar, condenó el posteo. “Solo aquellos que lucharon por la democracia, que han pasado por el exilio, tortura y encarcelamiento, saben que es el único sistema posible para promover el cambio y hacer que un país como Brasil avance”, dijo la dirigente de izquierda.