Crisis: ¿cuáles son las principales interrogantes de la disolución del Congreso en Perú?

Fuente: Twitter oficial de Martín Vizcarra.

Todo parece indicar que la situación quedará en manos del Tribunal Constitucional.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/01/crisis-cuales-son-las-principales-interrogantes-de-la-disolucion-del-congreso-en-peru/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-01T19:39:12-03:00">octubre 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-01T21:18:14-03:00">octubre 1, 2019</time></a>

Tras un inicio de semana vertiginoso en el Gobierno peruano, debido a la disolución del Parlamento por orden del presidente, Martín Vizcarra, y la posterior decisión del mismo de declarar inconstitucional al mandatario, hay más dudas que respuestas respecto a esta situación. Pese a esta crisis política, que no vivía Perú desde hace décadas, la tranquilidad reinaba en las calles de este martes en el país incaico.

Según consignó la agencia de noticias EFE, las principales rutas y avenidas de Lima reflejaron la calma. No se reportaron manifestaciones durante este martes, ya sea en favor o en contra del mandatario Vizcarra, quien fue destituido por el mismo Congreso que él decidió disolver. Desde este día, la vicepresidenta Mercedes Aráoz es la “presidenta en funciones”, según el poder legislativo.

Sin embargo, quedan demasiadas preguntas por formular y pocas respuestas que tengan coherencia con lo ocurrido. ¿Es la decisión de Vizcarra legítima? ¿Cuál de los dos tiene el poder para determinar y fundamentar dicha medida? La incertidumbre es el principal condimento que se respira en el seno del Gobierno. Por un lado, el Congreso ha dictaminado la “incapacidad temporal del Presidente de la República por propiciar la ruptura del orden constitucional”, mientras que por el otro, Vizcarra parece seguir estando al mando.

Por otra parte, la OEA pidió a la justicia peruana que pase al frente y tome la decisión sobre la legalidad de la disolución del Congreso. “La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos considera que compete al Tribunal Constitucional del Perú pronunciarse respecto a la legalidad y legitimidad de las decisiones institucionales adoptadas, así como sobre las diferencias que pudieran existir en la interpretación de la Constitución, conforme a las acciones y planteos que realicen los actores políticos al mismo”, señaló el ente internacional en un comunicado publicado este martes.

Vizcarra llegó al poder en marzo de 2018 con la bandera de la lucha contra la corrupción. Esta problemática comenzó cuando, hace dos meses, el mandatario demandó la realización de elecciones legislativas anticipadas para renovar el Congreso. Este órgano se encuentra en su mayoría comandado por diputados opositores del partido de Fujimori, Fuerza Popular.

Tras la negativa del Parlamento de realizar los comicios para abril de 2020, el presidente decidió poner en orden la intención de disolver el mismo si este lunes el órgano rechazaba un voto de confianza para evitar el nombramiento de nuevos magistrados. Pero lo que pasó ya es de conocimiento general: Vizcarra apeló a su posición y disolvió el Congreso, llamando a nuevas elecciones legislativas.

En contraposición, el órgano legislativo no se quedó de brazos cruzados, y, a través de una moción, obtuvo la totalidad de los votos de los diputados presentes (84) para destituir a Vizcarra, dejando lugar a Mercedes Aráoz. Inclusive, algunos parlamentarios, como Juan Sheput, tildaron de “golpista” a Vizcarra. Debido a que ninguno conoce el mandato del otro, todavía está la duda de quién es el verdadero presidente de Perú. Al ser así, todo parece indicar que la situación quedará en manos del Tribunal Constitucional.