Temor y expectativa: se está por desprender un gigantesco iceberg del tamaño de Sydney

Se trata de un bloque de más de 1630 kilómetros
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/02/temor-y-expectativa-se-esta-por-desprender-un-gigantesco-iceberg-del-tamano-de-sydney/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-02T11:59:11-03:00">octubre 2, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-02T11:59:12-03:00">octubre 2, 2019</time></a>

La alarma se encendió hace rato porque un gigantesco iceberg se está desprendiendo en la Antártida oriental, aunque según los científicos de la Australian Antarctic Division “el quiebre del bloque de 315.000 millones de toneladas no se debe al cambio climático sino a otras causas”, detalla la agencia de noticias ANSA.

El desprendimiento del iceberg denominado “D28 “del casquete polar Amery, observado por satélites europeos y norteamericanos el pasado jueves, tiene una superficie de 1636 kilometros, más que una ciudad como Sydney, y un espesor de unos 210 metros. Sus consecuencias, por el momento, están en plena evaluación más allá de las causas que lo originaron.

Según un comunicado de la Australian Antarctic Division, “el desprendimiento es parte del ciclo normal de los casquetes polares. El casquete Amery está sin embargo entre dos estaciones de investigación australianas y el desprendimiento causará problemas para la navegación y las operaciones de reaprovisionamiento de ambas”.

“No creemos que este evento está relacionado con el cambio climático“, adelantó la profesora Helen Amanda Fricker, del Scripps Institute of Oceanography, para quien el desprendimiento “es parte del ciclo normal del casquete polar en el que observamos eventos mayores de desprendimiento cada 60-70 años”. Además, explicó cómo “las calotas polares deben perder masa porque ganan y masa y deben seguir de las mismas dimensiones”, detalló.

Asimismo, el glaciólogo de la División Antártica Ben Galton-Fenzi amplió: “El aumento de masa viene de la nieve que cae sobre el continente y los glaciares que se mueven lentamente hacia la costa. El iceberg no tendrá impacto sobre los niveles marinos porque ya flotaba. Sin embargo será interesante ver cómo la pérdida de eseta masa de hielo tendrá efecto sobre la disolución del casquete polar y sobre los tiempos con que el hielo se desprende del continente”.

Antes de lo previsto

“Las emisiones de gases del efecto invernadero producidas por los combustibles fósiles están calentando la superficie de la Tierra más rápidamente de lo previsto”, revelaron nuevos modelos difundidos por el Centro Nacional de Investigaciones Meteorológicas y el Instituto Pierre-Simon Laplace de Francia. Estas investigaciones se tratan de una nueva generación de sistemas que servirán como argumento para confeccionar el próximo informe extendido del IPCC en el 2021.

“En el 2100, al ritmo actual de emisiones, la temperatura media podría aumentar entre 6,5 y 7ºC respecto a los niveles preindustriales. Esto supone hasta 2ºC más de lo que previó el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) en su Quinto Informe de Evaluación del 2014″, detallaron los nuevos cálculos. “Los objetivos del Acuerdo de París de limitar el cambio climático a un aumento bien inferior a los 2ºC y a 1,5ºC de ser posible, serán todavía más difíciles de alcanzar”, agregaron.

“Con nuestros dos modelos, vemos que el escenario que nos permitiría permanecer bajo los 2ºC no nos sirve”, explicó Olivier Boucher, director de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS), a la agencia AFP. Con un calentamiento global de +1ºC hasta ahora, el planeta ya está padeciendo las olas de calor más intensas, sequías, inundaciones, entre otros fenómenos extremos.

Las temperaturas en el mundo nunca se habían incrementado en los últimos 2.000 años tan rápidamente como en la actualidad, de acuerdo con unas alarmantes cifras difundidas hace unas semanas y que, según los expertos, deberían acallar a los escépticos del cambio climático. Mientras que gran Europa padeció hace poco una segundaola de calor en un mes, dos investigaciones diferentes analizaron la historia climática reciente de nuestro planeta.