Playas brasileñas son afectadas por derrames de crudo y el Gobierno desconoce el origen

Imagen tomada de la cuenta Twitter del ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles.

Al menos 125 balnearios están contaminados por los rastros de petróleo.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/05/playas-brasilenas-son-afectadas-por-manchas-de-crudo-y-el-gobierno-desconoce-el-origen/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-05T23:08:09-03:00">octubre 5, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-05T23:52:25-03:00">octubre 5, 2019</time></a>

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió este sábado acelerar las investigaciones para determinar el origen de las manchas de petróleo aparecidas hace semanas en al menos 125 playas del noreste del país. El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, informó en su cuenta Twitter sobre el plazo de 48 horas que estableció el mandatario para que le presenten los datos y las medidas adoptadas hasta el momento.

Las manchas de un derrame de crudo vienen siendo detectadas desde principios de septiembre en ocho estados del noreste, donde se encuentran las playas más paradisíacas de Brasil. Hasta el miércoles, habían provocado la muerte de nueve tortugas y un ave, entre otros animales afectados. La Policía Federal anunció una investigación para determinar la comisión de un “posible crimen ambiental”.

En su despacho de este sábado, Bolsonaro insta a varios órganos de los ministerios de Justicia, Defensa y Medio Ambiente a resolver cuanto antes el caso. “@jairbolsonaro determinó la urgencia en la identificación del origen y las responsabilidades por los manchas de petróleo en el litoral. Varios equipos ya están en acción, y el lunes haremos una inspección”, según el ministro de Medio Ambiente.

Desde hace varias semanas diversas imágenes de sólidas manchas negras esparcidas por la arena han circulado por los medios locales, sin que se haya determinado su procedencia. La petrolera estatal Petrobras, que está colaborando en la limpieza, informó que analizó muestras del petróleo hallado y el material “no es producido ni comercializado por la empresa”.

La secretaría de Medio Ambiente de Sergipe divulgó fotos en las que aparece un barril rojo y amarillo encallado en la arena, sobre una enorme mancha negra, dando a entender que los derrames son provocados. Brasil está en el ojo del cuestionamiento mundial por la inacción ante la deforestación masiva en la selva Amazónica que tuvo su climax mediático en agosto pasado.