El oleoducto colombiano Trasandino sufrió daños en un ataque con bomba

Imagen tomada de las redes sociales.

La estatal Ecopetrol reportó 19 atentados en 2019.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/06/el-oleoducto-colombiano-trasandino-sufrio-danos-en-un-ataque-con-bomba/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-06T00:58:21-03:00">octubre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-06T01:03:43-03:00">octubre 6, 2019</time></a>

La compañía petrolera estatal Ecopetrol informó el sábado que el oleoducto colombiano Trasandino sufrió daños en un ataque con bomba, derramando crudo en un río cercano. El hecho tuvo lugar en el municipio de Orito, en la provincia de Putumayo, informó la empresa en un comunicado. La tubería no funcionaba en el momento del atentado, que afectó al río Guamues.

Se contabilizan 19 ataques en 2019 al Trasandino. Aunque la petrolera no nombró al grupo insurgente responsable del ataque, los izquierdistas del Ejército de Liberación Nacional (ELN), considerado grupo terrorista por los Estados Unidos y la Unión Europea, bombardean regularmente la infraestructura petrolera. Esos guerrilleros son señalados de perpetrar asesinatos a candidatos regionales.

Indicaron desde Ecopetrol que se activó plan de contingencia en el momento del atentado. Se notificó la emergencia a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo y Desastres de Orito, Puerto Asís y Valle del Guamues y al Departamental de Putumayo para que aumenten las medidas de seguridad. La guerrilla colombiana incrementó su poder de fuego en los últimos meses.

Ecopetrol condenó esta acción porque “pone en riesgo la integridad de las personas” y el medioambiente. La empresa registró en una grabación varias explosiones durante un incendio a pocos metros del río Guamues, y luego captó desde el aire una gran humareda procedente del lugar afectado. Las autoridades de seguridad no reportaron el inicio de las investigaciones.

El oleoducto transporta el crudo producido en los departamentos de Putumuayo y Nariño hacia el puerto de Tumaco, situado en el océano Pacífico. Con el llamado al rearme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se enrareció aún más la situación en el país sudamericano, que lidia desde hace más de 50 años un conflicto armado.