El Partido Socialista ganó las legislativas, pero Costa necesitará apoyos para gobernar Portugal

La jornada se desarrolló bajo una importante abstención electoral.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/06/el-partido-socialista-gano-las-legislativas-pero-costa-necesitara-apoyos-para-gobernar-portugal/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-06T19:42:57-03:00">octubre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-06T20:01:21-03:00">octubre 6, 2019</time></a>

El Partido Socialista de Portugal (PS) ganó las elecciones legislativas de este domingo con un 37,22 por ciento de los votos con un 88,28% del escrutinio ya realizado, informó el Ministerio de Administración Interna portugués. La victoria es amplia ante una derecha debilitada, pero no supone mayoría absoluta. El primer ministro Antonio Costa necesitará apoyos para renovar su mandato.

Tendrá que volver a entenderse con otros partidos como el Bloco de Esquerda, reportó El Diario de España. La segunda fuerza es el Partido Social Demócrata (PSD), que logró el 29,94% de votos, y el Bloco obtuvo un 8,82%. Siguen la Coalición Democrática Unitaria (5,61%), el Centro Democrático y Social-Partido Popular (CDS, 4,5%) y el ecologista Personas-Animales-Naturaleza (PAN, 2,64%).

La participación fue muy baja, de 53,04%. Siendo la peor en la historia de las legislativas portuguesas. La derrota de la derecha se ha llevado por delante el liderazgo de Assuncão Cristas, del CDS, que ha anunciado su renuncia antes de que terminara la noche electoral. Llegó debilitada a los comicios y la batalla se traslada al reparto de las izquierdas.

Costa, en el poder gracias a una alianza con la extrema izquierda, lideraba este domingo el escrutinio de las legislativas con 100 y 117 escaños en una cámara de 230. El mandatario de 58 años ha logrado desde 2015 dar vuelta a la página de austeridad sin renunciar a una estricta disciplina presupuestaria. Pero fue cuestionado por su mala gestión durante los mortíferos incendios del verano de 2017.

El país ahora registra su mejor crecimiento desde los años 2000 (3,5% en 2017 y 2,4% en 2018), mientras que el desempleo se ha reducido a los niveles anteriores a la crisis (6,4% en julio) y el déficit público se reducirá a 0,2% este año. La sorpresa de la jornada fue el éxito del pequeño partido animalista PAN que podría tener un papel en una posible alianza gubernamental, reportó la AFP.