Gobierno de Irak busca terminar con las protestas con una serie de medidas sociales

Habrá subsidios para los jóvenes desempleados y se crearán más de 100.000 viviendas.

Después de una semana convulsionada en la que casi 100 personas murieron, el gobierno de Adel Abdel Mahdi decidió tomar cartas en el asunto para ponerle fin a las manifestaciones que desestabilizaron al país de Medio Oriente. Luego de que la ONU pidiera este sábado el cese de la violencia, el primer ministro anunció 17 medidas sociales para sacar a flote a la sociedad, que desde hace sólo dos años terminó con una guerra de décadas.

El decreto de Mahdi dispone de subsidios para los jóvenes desempleados, lo cual era una de las demandas del movimiento de protesta que nació sin el llamado de ningún líder político o religioso, algo extraño para Irak, un país acostumbrado a moverse por órdenes de personas en el poder. Asimismo, con esta ayuda serán creadas unas 100.000 viviendas.

Madhi se reunió este domingo con su gabinete en un consejo extraordinario para tomar una decisión de urgencia que calmara las aguas. La situación estaba desbordada. Incluso pedían la dimisión del primer ministro que lleva tan sólo un año en el poder. Otra de las medidas ayudará a la economía informal. El gobierno ordenó la creación de puestos para los vendedores ambulantes.

Uno de los temas que ha invitado a los iraquíes a expresar su molestia en las calles, sin que les haya importado el toque de queda y la violencia de las fuerzas de seguridad, ha sido el paro juvenil. Uno de cuatro jóvenes no tiene empleo en Irak, según consignó la agencia NA. Además, la situación se tornó aún más tensa después de que un joven se inmolara en septiembre en Kut, debido a que las autoridades le confiscaron su carrito ambulante.

Según datos de la Comisión gubernamental de Derechos Humanos, al menos 99 personas murieron en las protestas y otras 4.000 terminaron heridas. Con respecto a los fallecidos, las autoridades anunciaron que estos serán incluidos en la lista de “mártires“. De esta manera sus familiares pueden acceder a la indemnización. Desde este domingo las calles en Bagdad estaban más tranquilas, pero habrá que esperar al comienzo de esta semana para conocer si los manifestantes quedaron conformes con el decreto del gobierno.

Compartir en: