La Corte Suprema de EE.UU. debatirá si es legal despedir a una persona por su condición sexual

Fuente: AFP

Deberán tomar una serie de decisiones entorno a los derechos de estas minorías.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/06/la-corte-suprema-de-ee-uu-debatira-si-es-legal-despedir-a-una-persona-por-su-condicion-sexual/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-06T14:08:06-03:00">octubre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-06T17:30:14-03:00">octubre 6, 2019</time></a>

Esta semana la Corta Suprema de Estados Unidos comienza un reñido debate por los derechos sexuales de la comunidad LGTBIQ. También estará sobre la mesa la legislación de un proyecto restrictivo contra el aborto en el estado sureño de Luisiana. El presidente republicano Donald Trump prometió -y cumplió- la elección de dos jueces conservadores. De esta forma este lunes empieza un nuevo período donde los magistrados liberales serán la minoría.

Además de la discusión de estos temas, el debate por los “dreamers“, jóvenes migrantes que llegaron desde niños a Estados Unidos, retomará el escenario judicial. La política migratoria de Trump ha sido una de las bases de su mandato. Asimismo, este martes los jueces abordarán si es legal o no despedir a una persona por su condición sexual o su identidad de género.

“¿De qué sirve el matrimonio gay si tu puedes conseguir casarte el sábado y ser despedido el lunes?”, se pregunta el abogado Jay Kaplan, consultado antes de la nueva sesión que arranca este lunes, según citó la agencia NA. Los defensores de los derechos de la comunidad LGTBIQ lograron ganar una batalla legal en 2015, cuando fueron concedidos los derechos de la unión civil entre personas del mismo sexo en todo el país.

Sin embargo, el actual Gobierno ha criticado a los legisladores por no haberse ocupado de los derechos de las minorías sexuales. Este nuevo período de la Corte Suprema se produce después de un bajo perfil, que tuvo cómo máximo pico la elección de los jueces conservadores, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh. Ahora, con esta ventaja, estos debates controversiales como el aborto podrían favorecer a los republicanos, quienes buscan que se vuelva a discutir en este espacio la legalización de la intervención voluntaria del embarazo.

En 1973, el famoso caso Roe versus Wade permitió que el aborto inducido fuese legal en Estados Unidos, pero actualmente en ciertos estados sureños se han creado leyes restrictivas en cuanto a este tema que separa a la sociedad. David Caole, director legal de la asociación de derechos civiles ACLU, ha dicho que “este período va a ser difícil para la corte”. Y advirtió: “Tiene casos que involucran asuntos muy candentes, ideológicamente divididos”.