Trump enardecido contra los demócratas: acusó a Nancy Pelosi de “traición”

Fuente: NA/AFP

La demócrata no es la única que ha sido insultada por el líder de la Casa Blanca.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/07/trump-enardecido-contra-los-democratas-acuso-a-nancy-pelosi-de-traicion/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-07T15:10:51-03:00">octubre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-07T15:10:53-03:00">octubre 7, 2019</time></a>

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra en problemas por su conversación con su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, el pasado 25 de julio. Aunque el primer denunciante reconoció que no había escuchado la llamada directamente, la información de primera mano del segundo podría abrir los caminos para el juicio político contra el jefe de Estado.

En el marco de esta investigación, que podría llevar un tiempo, el mandatario republicano acusó a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de “delitos graves” y “traición“. Pero la demócrata no es la única que ha sido insultada por Trump. Inclusive, hay algunos miembros de su partido que han decidido separarse del presidente y por esto han recibido críticas.

Mitt Romney, excandidato presidencial en 2012 y senador por Utah, consideró como una acción “atroz” que el presidente tuviese que contactar a otro país para investigar a Joe Biden y su hijo, Hunter. Trump no se quedó callado y salió a insultarlo. Lo llamó un “cretino pretencioso“. Susan Collins, otra senadora republicana, también decidió distanciarse del jefe de Estado.

Con respecto a lo revelado por el segundo denunciante anónimo, Mark Zaid, abogado del primero, señaló que esta persona “también hizo una declaración protegida por la ley y no puede sufrir represalias”. Por su protección se desconoce la identidad del denunciante y tampoco se sabe si es una mujer o un hombre. “Este denunciante tiene información de primera mano“, reafirmó Zaid.

Trump no ha hecho comentarios sobre los anuncios de la firma de abogados, pero ha justificado que la llamada que hizo al presidente ucraniano la realizó por su “obligación de examinar cualquier posible o probable corrupción” para argumentar los pedidos de investigación sobre Hunter Biden, quien participó en negocios con una compañía de gas de Ucrania en 2014. El presidente estadounidense podría ser destituido en un juicio político si logran probar que utilizó su poder para beneficio personal, lo cual es un delito según la ley de este país.