Donald Trump da la espalda a Turquía en el conflicto contra la milicia kurda

Fuente: NA/AFP

Las Fuerzas Armadas turcas atacaron a los kurdos en el inicio de la operación militar bautizada "Fuente de Paz".
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/09/donald-trump-da-la-espalda-a-turquia-en-el-conflicto-contra-la-milicia-kurda/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-09T15:12:45-03:00">octubre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-09T15:12:46-03:00">octubre 9, 2019</time></a>

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había advertido a su homologo turco, Recep Tayyip Erdogan, que “no sobrepasará los límites“, después del retiro de las tropas estadounidenses del norte de Siria, lugar donde se encuentra la milicia kurda. Washington siempre fue el principal aliado de este grupo, y aunque ya no tiene presencia en este territorio, el líder de la Casa Blanca rechazó el inicio de la ofensiva militar turca que comenzó este miércoles.

“Esta mañana, Turquía, miembro de la OTAN, invadió Siria. Estados Unidos no respalda este ataque y ha dejado claro a Turquía que esta operación es una mala idea”, señala un comunicado de Trump difundido por la Casa Blanca. La intención del presidente estadounidense de retirar a sus tropas se basa en la idea que estos conflictos son innecesarios y sólo han hecho que Washington pierda enormes cantidades de dinero.

“Desde el primer día que entré en la arena política, dejé claro que no quería participar en estas guerras interminables y sin sentido, especialmente aquellas que no benefician a Estados Unidos”, recordó Trump. Sin embargo, la medida del norteamericano podría significar el resurgimiento del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en esta región del Medio Oriente.

“Turquía se ha comprometido a proteger a los civiles, a las minorías religiosas, incluidos los cristianos, y a garantizar que no se produzca una crisis humanitaria, y les haremos cumplir con este compromiso”, sostuvo el presidente republicano. En este día, las Fuerzas Armadas de Turquía atacaron a los kurdos. Según la AFP, al menos dos civiles murieron en el bombardeo.

La milicia kurda es considerada como “terrorista” por el Gobierno de Erdogan, debido a sus vínculos con el Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK). Sin la presencia de tropas aliadas, los kurdos enfrentarán la ofensiva bautizada bajo el nombre de, “Fuente de paz“. Por su parte, Alemania exhortó al presidente turco a replantear la idea de atacar al objetivo que desde finales del año pasado estaba en sus planes militares.