Dos misiles causaron una explosión en un barco petrolero de Irán

El hecho se produjo en el Mar Rojo. Si bien no hubo víctimas fatales ni daños considerables en el barco, sí se produjo una perdida de petróleo.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/11/dos-misiles-causaron-una-explosion-en-un-barco-petrolero-de-iran/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T08:37:28-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T08:37:29-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Según lo confirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, la explosión ocurrida en el buque petrolero Sabiti fue causado por un doble ataque con misiles. El hecho ocurrió durante la mañana de este 11 de octubre y si bien no causó víctimas fatales ni daño de forma permanente al barco, sí afectó al medio ambiente. Desde la agencia iraní ISNA podría tratarse de un ataque terrorista.

El buque se encontraba navegando a menos de 100 kilómetros del puerto de Yeda, cuando fue atacado por misiles, los cuales causaron una explosión. Según informaron desde la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC), el barco se encuentra en el Mar Rojo, con intensiones de abortar su ruta tras el ataque. “Dos misiles alcanzaron el barco de propiedad iraní cerca de la ciudad portuaria de Yeda, en Arabia Saudita”, confirmaron desde la NIOC.

Si bien en un principio se habló de un daño considerable en la nave, medios iraníes ya confirmaron que “toda la tripulación a bordo está sana y salva y el barco está en condiciones estables”. Según el reporte, a raíz del ataque, los dos principales tanques de petróleo del buque fueron dañados, provocando un derrame de combustible en el Mar Rojo, pero sin afectar la operabilidad de la nave.

“Aquellos, que están detrás del ataque, son responsables de las consecuencias de esta aventura peligrosa, incluso la contaminación ambiental peligrosa [que fue] causada”, fueron las palabras del vocero del Ministerio. En un principio se señaló como culpable a Arabia Saudita, pero más tarde la Compañía Nacional de Petroleros de Irán desmintió que dicha afirmación haya sido de ellos.

Aún así, se estima que la explosión habría sido causada por un ataque terrorista. Sin embargo, aseguraron desde Irán que el suceso se encuentra bajo investigaciones por los expertos técnicos de la República Islámica, quienes determinará lo ocurrido. Mientras tanto, se espera que el buque retorne a su país. A raíz del derrame, defensores del medio ambiente permanecen en alerta tras el ataque.