Juez de EE.UU. ordenó la liberación del exmandatario Alejandro Toledo de Perú por insania mental

FOTOGRAFÍA TOMADA DE LA CUENTA TWITTER DE ALEJANDRO TOLEDO.

El político enfrenta cargos de tráfico de influencias y lavado de dinero.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/11/juez-de-ee-uu-ordeno-la-liberacion-del-exmandatario-alejandro-toledo-de-peru-por-insania-mental/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T20:37:45-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T20:46:14-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Un juez federal de la estadounidense California ordenó la puesta en libertad del expresidente de Perú Alejandro Toledo, aunque suspendió de inmediato la medida por si el Gobierno decide apelar la decisión, reportó en su página web CNN en Español. El exmandatario fue acusado de estar inmerso en el gran caso de corrupción de con la empresa Odebrecth que en Brasil se bautizó Lava-Jato.

El juez estadounidense Vince Chhabria argumentó el jueves que dadas las circunstancias de confinamiento solitaria de Toledo, el personal psiquiátrico de la cárcel de Santa Rita reportó que “la detención bajo estas circunstancias ya ha iniciado un declive marcado en la salud mental” del expresidente. Además, la larga duración del proceso crea una “circunstancia especial”.

Por tanto, Chhabria calificó al expresidente para ser liberado bajo fianza. Pero la orden de puesta en libertad quedará suspendida hasta el martes 22 de octubre para darle tiempo al Estado peruano para que apele la decisión o proponga una medida alternativa de confinamiento en solitario. Si Perú toma una de estas dos vías, la suspensión de la orden de libertad se extendería hasta el 29 de octubre.

Si el Estado peruano no actúa, según el documento, Toledo debería ser liberado el 22 de octubre. El expresidente fue arrestado el pasado 16 de julio en su residencia en el área de San Francisco (Estados Unidos) tras la orden de extradición que presentó la justicia peruana para que responda por los cargos en su contra, que incluyen corrupción y lavado de activos. Toledo insiste que no es culpable.

El expresidente tiene 73 años de edad y gobernó Perú entre 2001 y 2006. La justicia de Estados Unidos actúa conforme al pedido de extradición de su país. Según la fiscalía anticorrupción peruana, recibió 20 millones de dólares por sobornos de la constructora brasileña Odebrecht para que le otorgara la licitación de la carretera Interoceánica, que une a Perú con Brasil.