Marcha de indígenas en Quito fue dispersada con gases lacrimógenos

Fuente: NA/AFP

Los indígenas corearon: "No más muertos".
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/11/marcha-de-indigena-en-quito-fue-dispersada-con-gases-lacrimogenos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T19:30:43-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T19:33:29-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Son ocho días de protestas en Ecuador. El estado de excepción no logra mantener el orden público. Este viernes, manifestantes acudieron a una marcha en Quito, y algunos portaban palos, lanzas y hachas rituales porque cientos de indígenas “guerreros” de la Amazonía se sumaron a las protestas. La eliminación del subsidio a los combustibles hizo que estallara ese país.

Según consignó la agencia EFE, la marcha salió del llamado Parque del Arbolito, situado a unos trescientos metros de la Asamblea, y que ha sido desde el pasado lunes el centro de reuniones de los manifestantes liderados por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE). En primera fila había mujeres con ramas y banderas de ese país en las manos. “Fuera Moreno, fuera”, era la consigna.

El presidente Lenín Moreno se niega a levantar la medida. Y los manifestantes insisten que se quedarán en las calles. En la actividad de este viernes, cantaron el himno nacional y mantuvieron sus manos en alto para que los policías, que custodian la sede del legislativo, entendieran que llegaron con intensión de promover actos violentos. Los indígenas corearon “no más muertes, no más muertes”.

Ya son cinco los muertos en el contexto de las protestas. La Defensoría del Pueblo registra el fallecimiento de una persona por atropellamiento el pasado fin de semana en el sur del país. Otra en las protestas del miércoles y dos tras la caída de un puente en Quito a inicios de esta semana. Pero los defensores agregan a una tercera persona que murió al caer del puente en la capital ecuatoriana.

No se registraron actos de violencia en la protesta y pidieron evitar los gases lacrimógenos, que la Policía sí utilizó para frenar la marcha. EFE constató el traslado de dos policías heridos hacia el interior de la Asamblea y dos personas fueron detenidas en la manifestación. La policía, incluso con agentes a caballo, actuaron ante quienes arrojaban piedras hacia los efectivos.