Presidente de Perú criticó la apelación contra la disolución del Congreso

Imagen tomada de la cuenta Twitter de Martín Vizcarra.

Vizcarra insistió que el extitular del parlamento no tiene competencias.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/11/presidente-de-peru-critico-la-apelacion-contra-la-disolucion-del-congreso/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T20:11:33-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T20:13:10-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

El presidente peruano, Martín Vizcarra, cuestionó este viernes la demanda presentada por el extitular del disuelto parlamento, porque lo hace invocando un cargo que ya no tiene. En una visita a su ciudad natal, la sureña Moquegua, el mandatario habló sobre la demanda presentada ayer ante el Tribunal Constitucional (TC) por Pedro Olaechea, quien presidía el cesado Congreso, reseñó Prensa Latina.

Olaechea estaría “usurpando una funcion que no le corresponde” porque el órgano legislativo ha sido disuelto y su extitular ahora “solo es presidente de la Comisión Permanente”, afirmó Vizcarra. Esa instancia parlamentaria funciona ante el receso congresional y solo con facultades administrativas, aunque el extitular del legilativo y el bloque neoliberal alegan que la disolución no es legal.

El Tribunal Constitucional deberá decidir si acepta la demanda y suspende la disolución hasta el dictamen final, dejando sin efecto el decreto de la medida del pasado 30 de septiembre. Otro obstáculo a considerar es la norma que señala que las instituciones colectivas, como el parlamento, solo pueden presentar una demanda contra otra si cuenta con la aprobación del pleno.

Una votación en plenaria no puede ocurrir porque el Congreso ha sido disuelto. El cese se fundamenta en la facultad del mandatario de disolverlo y convocar nuevos comicios legislativos -fijados para el 26 de enero de 2020- cuando el legislativo se niega a aceptar su confianza al gabinete ministerial dos veces, como ocurrió, según manifestaron desde el Gobierno y juristas.

La demanda de Olaechea es “el último pataleo del disuelto parlamento, cuyo cese es respaldado por más del 80% de la población, según una reciente encuesta privada”, declaró la analista Rosa María Palacios a Prensa Latina. La crisis política peruana se agudizó cuando el legislativo, de mayoría fujimorista, pretendió designar nuevos miembros para el Tribunal Constitucional.