Protestas en Ecuador: Lenín Moreno hace un llamado a los líderes indígenas para dialogar

Los manifestantes intentaron nuevamente tomar el Parlamento, pero fueron dispersados por las fuerzas de seguridad.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/11/protestas-en-ecuador-lenin-moreno-hace-un-llamado-a-los-lideres-indigenas-para-dialogar/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T18:59:37-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T18:59:41-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, atraviesa días complicados tras su decisión de eliminar el subsidio a los combustibles y aumentar los precios de estos en un 123%. El movimiento indígena, agrupado en la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), ha encabezado las protestas durante esta semana, que han dejado cinco víctimas mortales debido a los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, uno de ellos un líder indígena, Inocencio Tucumbi.

“Hago un llamado a los dirigentes a dialogar directamente conmigo”, dijo este viernes Moreno en un mensaje trasmitido en cadena nacional de radio y televisión. “Sentémonos, sentémonos para conversar, dialogar sobre el Decreto 883, hablemos de donde deben dirigirse esos recursos y asegurémonos que vayan a quienes más lo necesitan, pongamos en nuestras manos la solución de las diferencias”, añadió.

El jefe de Estado hizo el llamado a la dirigencia de las organizaciones indígenas, que han estado al frente de las manifestaciones que comenzaron el pasado 3 de octubre. “Es indispensable frenar la violencia, hay que encontrar soluciones para los temas del país y sobre todo del campo (…) el país debe recuperar la calma”, sostuvo Moreno.

Mientras el presidente hablaba a la nación, en las afueras de la Asamblea Nacional (Parlamento) se producía un enfrentamiento entre los manifestantes, la policía y el ejército. Los efectivos recurrieron al uso de gases lacrimógenos para dispersar a las personas que acudieron en su mayoría desarmados, pero algunos tenían lanzas y palos, según constató EFE. Nuevamente el grito predilecto era “fuera Moreno, fuera“, a la vez que otros coreaban “no más muertes, no más muertes”.

Los manifestantes exigen que Moreno derogue el Decreto 883, pero el presidente se ha mantenido firme y ha declarado que no planea hacerlo. El “paquetazo” también es parte de un acuerdo alcanzado entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Debido a las protestas, el mandatario optó por mudar la sede de Gobierno de Quito a Guayaquil. Todavía rige el estado de excepción que fue declarado para mantener el orden y la calma, algo que claramente no ha ocurrido.