Roces diplomáticos entre Paraguay y Uruguay por la liberación de tres secuestradores prófugos

Imagen tomada de las redes sociales.

El Gobierno Mario Abdo evitó condecorar al embajador uruguayo en Asunción.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/11/roces-diplomaticos-entre-paraguay-y-uruguay-por-la-liberacion-de-tres-secuestradores-profugos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T21:25:34-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T21:38:28-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

El caso de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, los tres presuntos secuestradores prófugos de la justicia paraguaya que lograron salir el martes desde el aeropuerto de Carrasco para recibir asilo en Finlandia, afecta las relaciones entre Paraguay y Uruguay. La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) también es cuestionada por dar pie a que los señalados huyeran.

El embajador paraguayo en Uruguay, Rogelio Benítez, viajó el jueves a Asunción para dar explicaciones al respecto, informó el diario uruguayo El País. El diplomático recomendó la contratación de los abogados uruguayos Enrique Falco Iriondo y Álvaro Garcé para conseguir la extradición de los tres sujetos que están acusados de “iniciar la industria de los secuestros” en su nación.

Falco dijo que se enteró vía email de la resolución judicial de liberación de los tres paraguayos la misma mañana en que estos emprendían el viaje hacia Finlandia. “¿Qué podría hacer si los tipos ya estaban libres? No tenemos la misma opinión de la jueza, que entiende que no somos parte del proceso. Por eso estoy presentado una apelación”, alegó el abogado.

En tanto, la Cancillería de Paraguay postergó una condecoración que tenía prevista al embajador uruguayo en Asunción, Federico Perazza, quien terminará su misión diplomática a fin de mes. El presidente Mario Abdo criticó duramente a la justicia de Uruguay por el “otorgamiento indebido” del estatuto de refugiados a los tres paraguayos por parte de la jueza Blanca Rieiro.

Ella acató recomendaciones de la Comisión de Refugiados de Uruguay sobre los “temores fundados” de que si los hombres eran extraditados a Paraguay “no iban a tener las garantías”. El embajador uruguayo Federico Perazza había sido convocado el miércoles por el canciller interino, Enrique Insfrán, para transmitirle el malestar que generó el otorgamiento del refugio a Arrom, Martí y Colmán.