Assange seguirá en prisión en Londres hasta que comience el juicio de extradición a EE.UU.

El fundador de WikiLeaks ya cumplió las 50 semanas de cárcel a las que fue condenado por violar su libertad condicional.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/12/assange-seguira-en-prision-en-londres-hasta-que-comience-el-juicio-de-extradicion-a-ee-uu/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-12T01:48:32-03:00">octubre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-12T01:48:35-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

Según dictaminó este viernes un tribunal británico, Julian Assange seguirá en prisión preventiva en el Reino Unido hasta que se celebre el juicio en el que se decidirá si será extraditado o no a Estados Unidos. El proceso empezará el 25 de febrero del 2020, mientras que en Suecia continúan abiertas las investigaciones sobre una presunta violación.

El fundador de WikiLeaks ya cumplió el 22 de septiembre pasado las 50 semanas de cárcel a las que fue condenado por violar (en junio del 2012) las condiciones de su libertad condicional. En aquel momento se refugió en la Embajada de Ecuador y entonces la Justicia consideró necesario prolongar dicho arresto por temor a una inminente fuga del territorio británico.

De acuerdo con el juez Tan Ikram, existen “razones significativas” para pensar que el ciberactivista nacido en Australia puede darse a la fuga si abandona la cárcel HMP Belmarsh, emplazada al oeste de Londres. Ese pensamiento sigue en la misma línea que el dictamen que otra magistrada emitió el 13 de septiembre y que le denegaba su salida prevista para el 22 del pasado mes.

Assange, de 48 años, protagonizó este viernes una breve audiencia a través de una videoconferencia en la Corte de Magistrados de Westminster, donde Ikram dictaminó que seguirá bajo custodia “por las mismas razones que antes”. “La próxima audiencia está fijada para el 21 de octubre y, en ella, Assange está llamado a comparecer en persona”, informó la agencia EFE.

Sajid Javid, exministro del Interior y actual titular de la cartera de Economía británico, había rubricado una orden en junio pasado para posibilitar que Assange sea extraditado al país norteamericano. Washington le reclama cargos que pueden suponer una condena de hasta 170 años de cárcel. Esto se debe a sinfín de documentos secretos que aireó su sitio WikiLeaks.