Crisis en Ecuador: Lenín Moreno decretó el “toque de queda”

Esta decisión corresponde al distrito metropolitano de Quito.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/12/crisis-en-ecuador-lenin-moreno-decreto-el-toque-de-queda/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-12T17:22:39-03:00">octubre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-12T17:22:43-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

Hace instantes, el Presidente de Ecuador decretó el “toque de queda” y la “militarización” de la capital nacional, Quito. De esta manera, intentará volver a recuperar el orden que existía en el Distrito Metropolitano antes del estallido de la crisis social desatada esta semana a raíz de un aumento en el precio de los combustibles.

Este incremento se debió al recorte de subsidios de los combustibles que la administración nacional decidió de cara al compromiso que asumió con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La decisión tomada por el primer mandatario apuntará a brindar más apoyo logístico a las fuerzas de seguridad locales con el objetivo de lograr sofocar las protestas desatadas.

“He dispuesto el toque de queda y la militarización del Distrito Metropolitano de Quito y valles. Empezará a regir a las 15. Esto facilitará la actuación de la fuerza pública frente a los intolerables desmanes de violencia”, publicó hace algunos minutos por medio de la red social Twitter el sucesor de Rafael Correa en el poder.

Esta medida se produce en medio de las violentas protestas que se viven no solo en Quito, sino que se extendieron al resto del territorio nacional. Sin embargo, es en la capital de ecuador donde la tensión es más alta y obligó a Lenín Moreno a trasladar hasta Guayaquil la sede del Gobierno de forma temporaria pero de manera indeterminada.

La situación es complicada teniendo en cuenta que los servicios de transporte se encuentran paralizados al tiempo que las más importantes vías de entrada al aeropuerto de Quito están bloqueadas. Asimismo, los manifestantes desoyeron el pedido presidencial de iniciar conversaciones ya que pretenden que se dé marcha atrás con lo dispuesto por la administración nacional.