El tifón Hagibis tocó tierra en Japón y las autoridades emitieron un alerta

Esta catalogado como "muy fuerte", la categoría máxima. Antes de llegar a las costas ya se había cobrado la vida de una persona.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/12/el-tifon-hagibis-toco-tierra-en-japon-y-las-autoridades-emitieron-un-alerta/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-12T12:14:58-03:00">octubre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-12T12:15:11-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

El tifón Hagibis tocó tierra en Japón y las autoridades niponas activaron un alerta máxima por lluvias. Si bien la isla asiática suele recibir fenómenos de esta naturaleza de forma habitual, en este caso, el tifón ya había causado una muertes, heridos y daños materiales antes, incluso, de acercarse a la costa. Hagibis es el decimonoveno de la temporada en el Pacífico y está catalogado como “muy fuerte”.

El fenómeno natural tocó tierra a las 10 horas y desde la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) se activó el estado de alerta máximo, ante la probabilidad de tormentas “con una intensidad observada una vez cada varias décadas” . De hecho, se estima que su intensidad es la segunda mayor categoría, por lo que se lo podría comparar con Ida, el tifón que, en 1958, dejó 12 mil muertos y desaparecidos.

La prefecturas bajo alerta son Shizuoka, Kanagawa, Tokio, Saitama, Gunma, Yamanashi y Nagano. En estas localidades, se les pidió a los habitantes que busquen refugio en lugares seguros, segundos pisos o zonas elevadas, ante la posibilidad de inundaciones. Esta alerta llega después de que los caudales de los ríos superaran los niveles de riesgo en varias ciudades, alcanzando las zonas residenciales.

Además, las autoridades de la isla emitieron ordenes de evacuación para un total de 26 mil personas y recomendó que otras 5 millones hicieran lo mismo. Hagibis avanza con una velocidad de 30 kilómetros, con dirección hacia la península de Izu, sudoeste de Tokio. Hasta el momento, las prefecturas de Chiba e Ichihara sufrieron las consecuencias de su paso. De hecho, en esta última la fuerza de este fenómeno provocó un tornado que desplomó varias viviendas, según enromaron los medios japoneses..

Se espera que las lluvias superen los mil milímetros por metro cuadrado en la zona central de Tokai y los 600 milímetros en la de Kanto. Además, se prevén deslizamientos de tierra y desprendimiento de objetos que podría provocar accidentes. Mientras tanto, los vuelos fueron cancelados, al igual que el servicio ferroviario. El domingo por el mediodía volverían a funcionar los servicios con normalidad.