“En Ecuador existe una persecución política nunca antes vista desde el retorno a la democracia”

Fuente: NA/AFP

En una entrevista exclusiva para El Intransigente, un familiar de un exfuncionario habló sobre la complicada situación política que atraviesa Ecuador.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/15/en-ecuador-existe-una-persecucion-politica-nunca-antes-vista-desde-el-retorno-a-la-democracia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-15T17:12:25-03:00">octubre 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-15T20:57:19-03:00">octubre 15, 2019</time></a>

Lenín Moreno llegó al poder de la presidencia de Ecuador en mayo de 2017, de la mano de la fórmula oficialista, Alianza País. Es importante recordar este dato, ya que el ahora jefe de Estado había presentado su candidatura apadrinado por el expresidente, Rafael Correa. Pero todo cambiaría entre ambos. Moreno abandonaría las políticas de su predecesor y se encaminaría en una “cacería de brujas” contra sus opositores, que una vez fueron sus aliados: los “correístas”.

En una entrevista exclusiva para El Intransigente, un familiar de un exasambleísta del Gobierno de Correa, contó la “persecución política” que atraviesan las principales figuras de la oposición a Moreno, como la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, a quien este martes le fue dictada prisión preventiva por presuntos “delitos de rebelión”, según informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Desde que el Gobierno de Moreno, decidió adoptar el plan de gobierno de sectores de la derecha ecuatoriana, alejándose del proyecto que en abril de 2017 lo llevaría a la presidencia de la República, empezó una suerte de cacería de brujas hacia el denominado “Correismo”. Empezó por destituir inconstitucionalmente al vicepresidente electo (Jorge Glas), e intentar silenciar al resto de líderes del actual Movimiento Fuerza Compromiso Social”, cuenta el familiar, quien no quiso revelar su identidad por temor a represalias de las autoridades ecuatorianas.

“Resulta curioso entender que los debidos procesos en Ecuador, no son respetados, ahora el clima del país da para primero criminalizar, enjuiciar y posterior a ello investigar, mientras se dictan prisión preventiva, con el afán de que el país huela a miedo y odio, y así justificar el desgobierno, que por más de dos años viene ejecutando Moreno y su gabinete”, agrega.

La persecución política vista en estas últimas semanas, se produce desde el 3 de octubre, fecha en la que organizaciones y movimientos políticos y sociales convocaron a un paro nacional para protestar contra el “paquetazo” impuesto por Moreno, mediante la aprobación del Decreto 883, hoy ya suspendido tras negociar con el movimiento indígena el domingo por la noche. Pabón es uno de “los rostros más visibles de la oposición” que “está siendo juzgado” por alentar al “derecho libre de protesta”, indica.

Según la fuente que pudo conversar con El Intransigente, Moreno “no tuvo alternativa que culpar al ‘terrorismo’ por su ineptitud, sus medidas neoliberales y su acuerdo con el FMI“. Vale recordar, que el presidente señaló que Correa intentó un golpe de Estado, apadrinado por el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro. Aunque el decreto fue derogado, las detenciones contra los opositores este lunes fueron masivas. Es así como varios recurrieron a refugiarse en la embajada de México, pero otros no corrieron con la misma suerte como Pabón, hoy en prisión preventiva.

Para culminar, hace un llamado a la comunidad internacional para que centre su mirada en Ecuador. “Ahora mismo se violan todos los derechos humanos, existe una persecución política nunca antes vista desde el retorno a la democracia. En el último levantamiento indígena al menos 8 fallecidos, más de 1000 heridos, y alrededor de 100 desaparecidos. Y en los medios ecuatorianos todo es silencio, el Gobierno se apoderó de ellos y todo esto en el marco de la democracia”, concluyó.