Irak: las violentas protestas han dejado cien muertos y miles de heridos

Los manifestantes reclaman la "caída del régimen".

Desde principios de octubre se han registrado protestas en el centro de Bagdad, demandando mejores condiciones de vida, más empleo para los jóvenes y la renuncia del primer ministro, Adel Abdel Mahdi. Los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad se han cobrado la vida de decenas de personas en el transcurso de estas semanas.

Según consignó AFP, al menos cien víctimas fatales y 5.500 heridos se han registrado en una semana de protestas y violencia en Irak, de acuerdo a información oficial del Gobierno iraquí. Incluso, así como en la víspera el primer ministro del Líbano, presentó su renuncia, Mahdi consideró lo mismo, por lo que desde este miércoles se encuentra negociando su dimisión con el Parlamento.

Los manifestantes reclaman la “caída del régimen“. Las protestas han dejado un saldo elevado de muertos, en su mayoría a manos de los cuerpos de seguridad. Los escenarios de concentración han sido la plaza Tahrir de Bagdad (capital) y varias ciudades del sur, donde los iraquíes han desafiado el toque de queda en los últimos días. Por su parte, el influyente líder chiíta Moqtada Sadr también ha pedido la renuncia de los políticos del Gobierno, que sólo tiene un año en el poder.

El Parlamento deberá decidir en sesión abierta que ocurre con Abdel Mahdi, un independentista sin partido político, de 78 años. El poder legislativo lo llamó este martes a comparecer “inmediatamente”. Sin embargo, el primer ministro no ha hecho caso al llamado. “Van a reemplazar a Abdel Mahdi para llevar a alguien de otro partido que será parecido”, cuenta a la AFP Athir Malek, un iraquí de 39 años.

En otras declaraciones, los manifestantes esperan “recuperar el país“, así como lograr que sea instaurado un “gobierno de salvación nacional“. Desde el inicio de las protestas el 1 de octubre, los iraquíes han señalado que no sólo quieren la salida del gobierno, sino renovar toda la clase política que llegó al poder desde la muerte del dictador Sadam Husein en 2003, la cual califican de “corrupta“.

Compartir en: