Eduardo Bolsonaro repudió la posibilidad de que Lula quede en libertad

Fuente: Twitter oficial de Eduardo Bolsonaro.

"Sueltan a los bandidos y desarman al ciudadano", opinó al respecto.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/11/08/eduardo-bolsonaro-repudio-la-posibilidad-de-que-lula-quede-en-libertad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-08T10:14:35-03:00">noviembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-08T10:25:38-03:00">noviembre 8, 2019</time></a>

Un fallo de la Corte Suprema de Brasil puso al expresidente Luiz Inácio “Lula” da Silva al borde de la liberación. La máxima autoridad judicial del vecino país consideró que la condena en segunda instancia que recibió es inconstitucional. Luego de conocerse esta noticia, uno de los hijos del actual mandatario, Jair Bolsonaro, reflejaron su indignación en las redes sociales.

La decisión de la Corte brasileña se produjo tras un largo y arduo proceso. El Tribunal superior asumió ayer una postura contraria a la posibilidad de que un condenado en segunda instancia pudiera ser encarcelado. Ello había sido establecido tres años atrás, en 2016, y regía incluso cuando existieran apelaciones en instancias superiores.

Esta definición repercute directamente en el caso de Lula. El expresidente del vecino país está condenado a ocho años de prisión. Desde el 7 de abril de 2018, se encuentra detenido, aun cuando tiene pendiente la apelación presentada en la Corte Suprema. El fallo de ayer, que determinó que esta situación es inconstitucional, podría dejarlo en libertad próximamente.

Eduardo Bolsonaro, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, repudió este jueves la decisión del máximo tribunal. “Sueltan a los bandidos y desarman al ciudadano. Pobres brasileños…”, escribió ayer en su cuenta oficial de Twitter. Asimismo, opinó que su país “llegó al fondo del pozo idolatrando delincuentes, algo que contaminó todos los poderes de la República”.

Esta no es la primera vez que el tercer hijo del Jefe de Estado brasileño arremete contra el Poder Judicial. A principios de este año, el legislador había hecho referencia a la dificultad de intervenir militarmente la Corte Suprema. Desde su punto de vista, “un cabo y un soldado” no podrían contra los 11 jueces que componen el Tribunal supremo de su país.