Indignación: sequía, hambre y 200 elefantes muertos en Zimbabwe

Podría haber más decesos si no se los traslada con urgencia.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/11/12/indignacion-sequia-hambre-y-200-elefantes-muertos-en-zimbabwe/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-12T06:36:04-03:00">noviembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-12T06:36:05-03:00">noviembre 12, 2019</time></a>

De acuerdo a información confirmada por autoridades oficiales de Zimbabwe a la BBC News Africa, al menos 200 elefantes murieron por falta de alimentos y agua a causa de la grave sequía que aqueja al país. Como medida de urgencia y para evitar nuevos ejemplares fallecidos, se estudia trasladar a cientos de paquidermos de su ubicación actual a otros parques nacionales con mejores prestaciones.

Autoridades a cargo de la gestión de los parques y de la fauna silvestre del país africano, una de las posibilidades es establecer un programa para trasladar a 600 elefantes de Save Valley Conservancia, en el sudeste del país, a otros tres parques nacionales. Según expertos en el tema,
“hasta la llegada de las aguas los animales muertos podrían aumentar por la pérdida de hábitat causada por la grave sequía”.

Pero no son los únicos que están en peligro, porque las jirafas, los leones, los búfalos y los antílopes serán trasladados en un operativo que las autoridades describen como “la mayor transferencia en la historia del país”. Según cita ANSA, se cree que “en Zimbabwe hay cerca de 80 mil elefantes, cerca de un quinto del total de África”. Hace muy poco, se trasladaron a decenas de estos elefantes a China, acción criticada por las organizaciones para la protección de los animales.

Muertes en Botswana

Al menos 100 elefantes perdieron la vida en Botswana en los últimos dos meses a causa de una posible epidemia de ántrax y de una sequía impactante. Así lo confirmaron integrantes de la organización Vida Silvestre quienes elevaron la denuncia al portal de noticias británico BBC News África. El sur del continente se vio afectado por una severa sequía que causó la muerte de 55 elefantes en el famoso Parque Nacional Hwange.

Los decesos producidos en la frontera con Botswana se concretaron apenas en los últimos dos meses, tiempo en que se agudizó la crítica situación. Diez de esos elefantes fueron encontrados sin vida en el país esta semana, con lo cual sus cadáveres serán quemados para evitar la propagación de la infección por ántrax, confirmaron las autoridades locales de la asociación.

“Las investigaciones preliminares sugieren que los elefantes están muriendo de ántrax, mientras que algunos fallecieron debido a los efectos de la sequía”, confirmó el Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales. El ántrax es causado por el bacillus anthracis y puede ser mortal, ya que las esporas de esta bacteria pueden permanecer en la tierra durante años antes de entrar en contacto con un animal a través de una herida.

Los parques de Botswana son visitados por miles de turistas que buscan aquí los mejores escenarios para la vida salvaje. Hasta la fecha, el país tiene alrededor de 140 mil elefantes, casi un tercio de los que viven en el continente.