El presidente de Nicaragua sobre Bolivia: “El pueblo puede tomar las armas para ir por la vía revolucionaria”

Daniel Ortega se refirió a la crisis en el país y ratificó su apoyo a Morales.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/11/16/el-presidente-de-nicaragua-sobre-bolivia-el-pueblo-puede-tomar-las-armas-para-ir-por-la-via-revolucionaria/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-16T08:05:20-03:00">noviembre 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-16T08:05:22-03:00">noviembre 16, 2019</time></a>

Tras el conflicto social en Bolivia que terminó con la renuncia del presidente Evo Morales, el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, consideró hoy que la crisis institucional en este país generó desconfianza en el sistema electoral. El caos se desató cuando se sembraron dudas respecto del resultado de las elecciones, donde luego de un corte total de transmisión del recuento, Morales ganaba por amplia mayoría.

En este contexto, el mandatario de Nicaragua advirtió que “los pueblos se sentirán con el derecho, con la obligación de tomar las armas para tomar el poder por la vía revolucionaria”. Asimismo, llamó a que “se fijen bien lo que están haciendo los imperialistas de la tierra en Bolivia, la señal que le están dando a América Latina, porque hemos apostado a la vía electoral, pero creo que lo de Bolivia es una prueba de fuego para que se pueda sostener la mínima confianza en la vía electoral”.

El jefe de Estado se manifestó durante la octava reunión extraordinaria del Consejo Político del Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe (ALBA) en la ciudad de Managua. De esta manera, aseguró que “de lo contrario, los pueblos se sentirán con todo el derecho, la obligación, de buscar las armas para tomar el poder por la vía revolucionaria”.

“Que lo piensen bien los que están jugando con fuego, que lo piensen bien”, remarcó Ortega, quien ratificó su apoyo al expresidente de Bolivia. En este contexto, Morales renunció el 10 de noviembre en medio de una crisis social y política, luego que las Fuerzas Armadas emitieran un comunicado en donde “sugirieron” la dimisión del mandatario.

De esta manera, el estallido social en Bolivia comenzó un día después de las elecciones del pasado 20 de octubre. Así, los opositores a Evo Morales protestaron por un presunto fraude electoral. A esto se le sumó el informe de la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), que constató “graves irregularidades” en el escrutinio.