Vaticano moderno: una mujer designada en la “cancillería”

Francesca Di Giovanni reconoció estar "absolutamente sorprendida" por la nominación.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2020/01/16/vaticano-moderno-una-mujer-designada-en-la-cancilleria/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-16T07:53:58-03:00">enero 16, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-16T07:53:59-03:00">enero 16, 2020</time></a>

El papa Francisco designó a una mujer como subsecretaria para el Sector multilateral de la sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado vaticana, una especie de cancillería que ahora contará con Francesca Di Giovanni, quien desde hace 27 años es oficial de la misma Sección para las Relaciones con los Estados.

Según detalla ANSA, Di Giovanni trabajó en el ámbito del sector jurídico-administrativo en el Centro Internacional de la Obra de María (Movimiento de los Hogares) y en la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado, y desde hoy la Sección para las Relaciones con los Estados tiene dos subsecretarios.

Di Giovanni reconoció estar “absolutamente sorprendida” por la nominación. “Desde hace varios años que se piensa en la necesidad de un subsecretario para el sector multilateral: un sector dedicado y laborioso que necesita de una atención particular, porque tiene una modalidad propia, en parte diferente de aquellas del ámbito bilateral. Pero que el Santo Padre confiase en mí este rol, sinceramente nunca lo habría pensado”.

“Es un rol nuevo y trataré de hacerlo de la mejor manera para corresponder a la confianza del Santo Padre, pero espero hacerlo no sola: quisiera hacer más cálculos sobre la sintonía que hasta ahora ha caracterizado a nuestro grupo de trabajo”, explicó Di Giovanni quien resaltó que “efectivamente, es la primera vez que una mujer tiene un rol dirigencial en la Secretaría de Estado”.

Finalmente, concluyó: “El Santo Padre tomó una decisión innovadora, por supuesto, que, más allá de mi persona, representa una señal de atención frente a las mujeres. Pero la responsabilidad está ligada a la tarea, más que al hecho de ser mujer”. “No puedo no traer a mi mente las palabras del Santo Padre en la homilía del 1 de enero pasado, en las que él hizo un himno al papel de la mujer, diciendo también que la mujer no pueden dejar de volver a mi mente, porqué cuando las mujeres pueden transmitir sus dones, el mundo se encuentra más unido y más en paz”.

“Quisiera poder contribuir a que esta visión del Santo Padre se pueda realizar, con los otros colegas que trabajan en este sector en Secretaría de Estado, pero también con otras mujeres -y son tantas-, que trabajan para construir la fraternidad también en esta dimensión internacional”, concluyó.