El Consejo de Seguridad de la ONU solicitó el “alto al fuego duradero” en Libia

Fuente: Noticias Argentinas (NA).

La votación contó con el apoyo de 14 naciones y solo Rusia se abstuvo.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2020/02/12/el-consejo-de-seguridad-de-onu-solicito-el-alto-el-fuego-duradero-en-libia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-12T19:10:04-03:00">febrero 12, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-12T19:27:05-03:00">febrero 12, 2020</time></a>

Hace instantes se conoció la información de que la Organización de Naciones Unidas (ONU), a través de su Consejo de Seguridad, pidió el “alto al fuego duradero” en Libia por primera vez desde que el conflicto en aquel país recrudeció desde abril del año pasado, luego de que se rompiera la delicada tregua establecida en enero.

El texto redactado por los integrantes de la entidad fue aprobada con un total de 14 votos sobre 15 posibles, teniendo en cuenta que Rusia se abstuvo de emitir su sufragio ya sea por la positivo como por la negativa. La decisión casi unánime fue determinada durante el transcurso de la reunión que estaba programada para este miércoles.

El debate en sí mismo tuvo una duración de más de tres semanas y registró discusiones que marcaron a la perfección las distintas posiciones que se erigen frente a la problemática que atraviesa la nación que alguna vez fue conducida por Muamar el Gadafi, hasta que fue depuesto del poder y posteriormente asesinado.

Fueron partícipes del cónclave, entre otros, los propios presidentes de Rusia y Turquía. Esto se debe al interés que mantienen en este conflicto debido a que apoyan a los dos partidos opositores en Libia. En lo que hace a la resolución, se “afirma la necesidad de un alto al fuego duradero en Libia, lo antes posible y sin condiciones previas”.

En el documento en cuestión, Londres tomó la postura de mantener la manifestación de “preocupación (del Consejo) por la creciente participación de mercenarios en Libia”. En ese sentido, el debate acerca de esos términos generó un bloqueo en las conversaciones con Rusia ya que Moscú buscaba reemplazar el término “mercenarios” por el de “combatientes terroristas extranjeros”.