Coronavirus: el Gobierno de España prorrogó por otros 15 días la cuarentena

Esta medida se anunció tiempo antes de que se conocieran los datos oficiales de contagios y fallecidos en el país.

El presidente de España, Pedro Sánchez, anunció este domingo que el estado de alarma por la epidemia de coronavirus se prolongará otros 15 días hasta mediados de abril, después de la Semana Santa. Esta medida se conoció un tiempo antes de que se difundieran los datos oficiales sobre contagiados y muertes por COVID-19.

Los reportes oficiales indican que hubo un aumento diario de 394 muertes (un saldo de casi 30%) y 3.646 contagios. Con estos números, el balance total de víctimas fatales en España llegó a 1.720 y los casos superan los 28.500. Hay que agregar que hasta este momento se han curado un total de 2.575 personas y hay 1.785 pacientes en las Unidades de Cuidado Intensivo, según detalló el Ministerio de Sanidad.

Se extiende la cuarentena para frenar el avance del coronavirus

Sánchez, ante este avance vertiginoso del coronavirus, decidió extender la cuarentena en el país t se los comunicó mediante una videoconferencia a los presidentes de diferentes Comunidades Autónomas españolas. Para esta prórroga, el Ejecutivo necesitará la autorización del Congreso, según lo estipula la Constitución española. Es por ello que el mandatario comparecerá ante la opinión pública y los medios, cuando finalice la videoconferencia con los vicepresidentes.

España decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, pero desde entonces, los casos de contagios y los fallecidos han crecido exponencialmente. Las cifras alcanzaron los 25.000 afectados y más de 1.300 muertos, según indican los últimos datos oficiales. En el ranking de contagios, el país ibérico está en el tercer puesto de casos reportados de coronavirus.

Desde el inicio del estado de alarma, los ciudadanos solamente pueden salir para comparar bienes de primera necesidad, acompañar a personas dependientes e ir a trabajar, para aquellos que no puedan hacerlo desde sus casas. En este marco, las fuerzas de seguridad españolas reforzaron los controles en las carreteras y multiplicaron las multas, para garantizar que la gente no se va a las costas y a residencias secundarias aprovechando el cese de actividades.

Compartir en: