Sin techo: el clima extremo más letal que todas las guerras

Un informe da cuenta de la inmensa cantidad de víctimas que quedaron sin techo.

¿Cuál es la real amenaza para el ser humano?¿El clima extremo o las guerras? Fenómenos como los ciclones Idai y Kenneth en el sudeste de África, o el huracán Dorian desde las Bahamas a Estados Unidos y Canadá. O los ciclones Fani y Bulbul en India y Bangladesh, con más de cinco millones de personas abandonando sus hogares. Todos ellos fueron devastadores.

Escenarios críticos similares también acontecieron en Europa. Los incendios forestales en las Islas Canarias en una década provocaron la evacuación de alrededor de 10.000 personas en agosto pasado. Las llamas en Estados Unidos y Australia, son apenas de los fenómenos que se repitieron en toda la Tierra.

Es así que el clima extremo logró desplazar a casi 70.000 personas en Europa en 2019, más del doble que el año anterior. Esto hace que las guerras constituyan un mail menor en comparación con los desastres naturales.

En Europa, España desplazó a 23.000 personas con los incendios forestales. Las lluvias e inundaciones también afectaron a miles de personas. Es así que el Informe Mundial sobre el Desplazamiento Interno, publicado por el Centro de Vigilancia de los Desplazamientos Internos (IDMC), arroja datos estremecedores.

El número de personas desplazadas en todo el mundo alcanzó niveles históricos, pero no supera a las damnificadas por los desastres naturales y los eventos climáticos extremos. En el último decenio, más personas perdieron sus hogares a causa de una tormenta que de una guerra.

Compartir en: