Como las empresas, las universidades también están en rojo

La pandemia del coronavirus y las consecuencias en la educación estadounidense

La pandemia del coronavirus arrasó con todo. Así como destruyó a millones de comercios y emprendedores, también afecta a las universidades. En Estados Unidos, éstas deben enfrentar ahora un duro camino como el de las empresas: superar la crisis y salir adelante con muchos menos estudiantes graduados. Antes del arribo del COVID, ya había caída el índice de estudiantes. Ahora, peor.

De acuerdo a una investigación de The Hechinger Report, “apenas cinco años atrás los estudiantes de ingeniería acudieron en masa a la Universidad Estatal de California, para inscribirse en la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Computación. Entonces se inscribieron más de 1.300 estudiantes de posgrado de todo el mundo, según cifras de la universidad. Hoy, la universidad tiene 759“.

En el caso de Estados Unidos, la caída en la cantidad de estudiantes internacionales de ingeniería se basó en la decisión de muchos de migrar al sur de California. Según ANSA, esto se dio “antes de que el coronavirus llevara la educación superior al caos”. Este escenario, ahora, puede agravarse fuertemente mientras el virus esté presente en las distintas comunidades.

La principal consecuencia de la baja en la cantidad de estudiantes deriva en una crisis financiera para todos los colegios y universidades. Sobretodo con la llegada del otoño donde se esperan recortes en las escuelas y en los presupuestos por parte del Estado. Esto derivará en importantes pérdidas para el sector. Pero a su vez surge un gran interrogante: ¿si los estudiantes extranjeros decidirán estudiar o no en Estados Unidos?

Estudiantes extranjeros

Este problema afecta a todos los niveles de la educación superior, pero con un impacto mucho mayor en los programas de posgrado, sector donde los estudiantes de otros países representan el 13 por ciento de la matrícula. “Si elimina a los estudiantes internacionales, algunos de esos programas se reducirían a la mitad, o menos, y los ingresos también serán obviamente críticos”, anticipó Richard Garrett, de la consultora Eduventures.

Hoy, por un lado la pandemia anuló los viajes internacionales y por otro restringió los consulados que procesan las visas para los estudiantes. La posición del presidente Donald Trump contribuye a ese panorama complicado: su respuesta ante la pandemia aleja más a quienes tenían pensado desembarcar en el país.

Compartir en: