Joven se suicidó por no poder ir al velorio de su abuela

El cuerpo sin vida fue encontrado debajo de un puente en Gales.

Abigail Hussey tenía 27 años y era Licenciada en Psicología. Apareció muerta debajo de un puente en Gales. Testigos cercanos al lugar, aseguraron haberla visto en dicho puente horas antes, por lo que se estima que se trató de un suicidio. Al parecer, y según dejó entrever su padre, la chica se vio afectada por no poder ir al velorio de su abuela fallecida hace dos semanas por coronavirus.

La joven se angustió por no poder asistir al funeral de su abuela que habría fallecido por COVID-19. El sepelio fue en el sudeste de Inglaterra y Abigail se encontraba en el sur de Gales. Su cuerpo sin vida fue hallado cerca de su casa en Penllergaer, Swansea y testigos de la zona admiten haberla visto sobre la autopista cerca del puente donde luego la encontraron muerta.

Su padre, Alan Hussey, explicó a los medios que la causa más probable fue el suicidio. “Nunca sabré qué había en su cabeza en ese momento, pero creo que la muerte de su abuela hace apenas dos semanas por el virus contribuyó a ello”, expresó Hussey a medios locales. Y sobre la personalidad de su hija expresó: “Una persona encantadora. No conocerás a nadie en ninguna parte que tenga algo malo que decir sobre ella”.

Abigail Hussey era Licenciada en Psicología.

“Creo que nunca sabremos exactamente qué sucedió o por qué, pero no tengo ninguna razón para pensar que alguien más estuvo involucrado en su muerte. Nunca hubiera pensado que era lo suficientemente infeliz como para quitarle la vida. Ella era la hija más maravillosa. Era recta, honesta y se preocupaba por la gente”, concluyó Hussey sobre el suicidio de su hija.

Además, contó que la joven estaba muy emocionada por empezar a ejercer su profesión como psicóloga. Un poco paradójico el asunto, ya que al estudiar la mente de las personas y tratar posibles suicidios, la joven Abigail optó por el peor camino. En épocas de pandemia y aislamiento, aumentan considerablemente los suicidios, muchas veces porque el encierro genera “pensamientos catastróficos”. En este caso, la imposibilidad de asistir a un velorio.

Compartir en: