El cáncer de mama sin rayos X: otro notable avance de la medicina

La investigación compartida entre científicos de dos países duró 25 años de estudios.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/07/05/el-cancer-de-mama-sin-rayos-x-otro-notable-avance-de-la-medicina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-05T09:06:23-03:00">julio 5, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-09T08:27:11-03:00">julio 9, 2019</time></a>

El avance permanente de la tecnología hace que la salud reciba más buenas noticias como la que alcanzaron investigadores británicos y chinos, que lograron desarrollar la nueva Mamografía a Impedancia Eléctrica (EIM), una nueva tecnología para detectar el cáncer de mama, de alta precisión pero sin rayos X. Este nuevo proceso ya superó la fase de experimentación clínica para pasar directamente el sistema sanitario.

Wang Wei, jefe del equipo de investigadores del país europeo y asiático que trabajó en la EIM, estuvo presente en la Conferencia Internacional sobre Aplicaciones Biomédicas de la Tomografía a Impedancia Eléctrica (EIT), donde más de 30 pruebas clínicas confirmaron que la tecnología EIM tiene la capacidad de distinguir perfectamente entre las masas mamarias benignas y las malignas.

La investigación compartida entre científicos de ambos países pasó 25 años de estudios y pruebas y abarcó a unos 100 expertos en cinco universidades de Gran Bretaña y China, para poder concluir en este nuevo y muy importante diagnóstico precoz del cáncer de mama. Dicho estudio brinda detalles sobre la naturaleza de las células obtenidas por imágenes paramétricas tridimensionales, de bajo costo y bajo riesgo.

El propio Wang aseguró que se trata de un procedimiento “no invasivo, indoloro y sin rayos X, y puede identificar y distinguir con precisión entre enfermedades mamarias benignas y malignas, entre ellas carcinoma ductal, fibroadenomas e hiperplasia mamaria”. Así, tras un cuarto de siglo, la ciencia logró sumar un gran paso ante una de las enfermedades que más muertos arrastra pero que hoy, diagnosticado a tiempo, es curable en un 90 por ciento.

Próstata, otro dato para celebrar

La tecnología al servicio de la medicina. Las nuevas técnicas de diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata lograron revertir casi por completo un tumor muy temido en el hombre y la segunda causa más frecuente porque mientras hace 40 años moría el 90 por ciento de los afectados, hoy es ese mismo porcentaje el que consigue la curación.

En un encuentro organizado por la Agencia EFE y los Hospitales Vithas Nisa en Valencia, España, Alejandra González, psiquiatra y directora terapéutica de la Unidad de Salud Mental en los hospitales Vithas Nisa Valencia al Mar y Aguas Vivas, y Tomás Trenor, presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Valencia, dejaron en claro que la posibilidad de recurrir a un mejor diagnóstico fue el factor clave.

El cambio radical en una enfermedad que solo puede ser evidenciada en estadios avanzados, la determinación de los niveles en sangre de PSA y del tacto rectal, son pruebas sencillas y de muy bajo costo que para los expertos deberían realizarse en todos los hombres a partir de los 50 años de edad y desde los 40 si es que existen antecedentes familiares.

Pero no sólo ello. Gracias a los tratamientos personalizados y dirigidos al foco del tumor como la braquiterapia -que se realiza mediante el implante dentro o cerca del tumor de semillas que emiten radiación- permite al paciente someterse al tratamiento y en el mismo día ya estar en su casa. Esto reduce efectos secundarios como la impotencia o la incontinencia.