¿Matar al cáncer con iones pesados?

Científicos chinos avanzan en un tratamiento con iones pesados.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/07/08/matar-al-cancer-con-iones-pesados/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-08T09:21:53-03:00">julio 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-08T09:21:54-03:00">julio 8, 2019</time></a>

En este preciso momento en el que se escribe este artículo, alguien en el mundo está investigando cómo derrotar al cáncer. Ahora, con un sistema de tratamiento del cáncer con iones pesados desarrollados por investigadores chinos que dentro de muy poco estará operativo en la provincia de Gansu, anunciaron los propios científicos asiáticos que implementarán el sistema en un hospital de Lanzhou, en China.

Para entender este avance, “las terapias que buscan la cura de los tumores que recurren a las radiaciones mediante aceleradores de iones pesados pueden bombardear un blanco con electrones con alta energía para matar las células tumorales”, describe la agencia ANSA. En relación a las curas tradicionales, el tratamiento con iones pesados tiene una propiedad más balanceada, con menos radiaciones sobre las células sanas. Es decir, este avance busca hacer foco sólo en las células malas.

Según Wang Xiaohu, vicedirector del Hospital Oncológico Provincial de Gansu, como la duración del tratamiento es mucho más breve, esto permite que la terapia puede controlar de manera más eficaz las células tumorales y no tocar las células sanas. Una de las principales consecuencias de los tratamientos contra un cáncer es el efecto arrasador contra todas las células que producen la baja en las defensas y sus posteriores consecuencias, como la caída de pelo, entre otras cuestiones.

Cáncer de mama sin Rayos X

El avance permanente de la tecnología hace que la salud reciba más buenas noticias como la que alcanzaron investigadores británicos y chinos, que lograron desarrollar la nueva Mamografía a Impedancia Eléctrica (EIM), una nueva tecnología para detectar el cáncer de mama, de alta precisión pero sin rayos X. Este nuevo proceso ya superó la fase de experimentación clínica para pasar directamente el sistema sanitario.

Wang Wei, jefe del equipo de investigadores del país europeo y asiático que trabajó en la EIM, estuvo presente en la Conferencia Internacional sobre Aplicaciones Biomédicas de la Tomografía a Impedancia Eléctrica (EIT), donde más de 30 pruebas clínicas confirmaron que la tecnología EIM tiene la capacidad de distinguir perfectamente entre las masas mamarias benignas y las malignas.

La investigación compartida entre científicos de ambos países pasó 25 años de estudios y pruebas y abarcó a unos 100 expertos en cinco universidades de Gran Bretaña y China, para poder concluir en este nuevo y muy importante diagnóstico precoz del cáncer de mama. Dicho estudio brinda detalles sobre la naturaleza de las células obtenidas por imágenes paramétricas tridimensionales, de bajo costo y bajo riesgo.

El propio Wang aseguró que se trata de un procedimiento “no invasivo, indoloro y sin rayos X, y puede identificar y distinguir con precisión entre enfermedades mamarias benignas y malignas, entre ellas carcinoma ductal, fibroadenomas e hiperplasia mamaria”. Así, tras un cuarto de siglo, la ciencia logró sumar un gran paso ante una de las enfermedades que más muertos arrastra pero que hoy, diagnosticado a tiempo, es curable en un 90 por ciento.